Ntra. Sra. de la Cabeza de Sierra Morena

Corría el año 1227, en la Andújar Medieval, cuando según cuenta la tradición oral, un pastor natural de Colomera (Granada), llamado Juan Alonso de Rivas (nombre que aparece en el siglo XVII), apacentaba su rebaño por las alturas de Sierra Morena, en el término de la ciudad de Andújar.
Llevaba varias noches en las que divisaba en lo alto de un cerro solitario, iluminarias que llamaban su atención, hasta que decidió subir a su cúspide para desvelar el misterio de estas lucecitas que iban acompañadas del tintineo de una campanilla.

Sierra Morena

Cual fue su sorpresa, que al llegar a la cumbre encontró una pequeña imagen de la Virgen María, rodeada de estrellas a modo de resplandor que lucía como la luz del propio día. Tras pasar toda la noche en el lugar, vino el nuevo día, viendo que la imagen seguía en aquel bendito lugar, decidiendo bajar a la ciudad de Andújar para dar fe de lo que allí había ocurrido la noche anterior. Para que el pueblo le creyera, cuenta la leyenda, que el pastor sanó de un brazo que tenía paralizado y así sus conocidos vecinos darían crédito a sus palabras y acompañarlo al corazón de Sierra Morena.

Primitiva y original Virgen de la Cabeza

Fue el pastor en acompañamiento con autoridades de la ciudad y efectivamente pudieron ver que allí se hallaba una talla pequeña de la Virgen.

La imagen de la Virgen fue llevada en procesión a la ciudad de Andújar, entronizándose en Santa Marina, la primera iglesia en Andújar. Pero el deseo de la Señora era que en el  lugar de su hallazgo se edificara un templo y que allí se venerara, y desaparecía una y otra vez hasta que las autoridades entendieron el caprichoso mensaje. Y así fue, la imagen, (llamada "de la Cabeza", por haber aparecido en la cumbre de un cerro solo y desembarazado, rodeado de una superficie plana, de donde tomó el nombre) permaneció en Andújar hasta que se construyó el templo, iniciándose en el año 1287 y terminando en el 1304.

El culto a la Virgen de la Cabeza se extendió rápidamente por toda Andalucía, Castilla la Mancha, Extremadura y así por la mayor parte del territorio español.
Los pastores se encargaron en parte de la difusión de lo sucedido en ese lugar mágico de Sierra Morena, ya que en la España medieval eran auténticos pregoneros, por andar con sus rebaños de un lugar para otro en diferentes estaciones del año, buscando los mejores pastos para sus rebaños, contribuyendo así, al conocimiento y fe de la Virgen de la Cabeza, sembrando la devoción a la Virgen aparecida en el término municipal de Andújar.

Procesión Romería Virgen de la Cabeza

Desde entonces, pueblos enteros se formaban en comitiva viniendo hasta Andújar en peregrinación, para contemplar con sus propios ojos lo que allí sucedía, organizándose de esta manera multitud de cofradías, siendo Andújar, matríz de cuantas se han ido formando a lo largo de la historia, hasta llegar al último Domingo de Abril de cada año, fecha en la que se celebra desde tiempo inmemorial, la Romeria de la Virgen de la Cabeza, día álgido para todos los devotos de la Morenita, conocida mundialmente. (Hay escritos que cuentan que la romería era celebrada antes en otra fecha, se barajaba ¿Agosto? ¿Septiembre?).

Ríos de tinta han corrido desde entonces hasta nuestros días y poco a poco iremos viendo todo lo que la tradición oral y escrita, leyenda y sus misterios existen en torno a esta advocación mariana que tan universalmente conocida se ha hecho famosa. 
                                  
ANDÚJAR PEREGRINA

Comentarios