Peregrinación Blanca Virgen de la Cabeza 2010

Un año más se ha celebrado en el Santuario-Basílica de la Virgen de la Cabeza, en Andújar, el día de los más necesitados, de las personas impedidas, de personas que llenos de alegría en su corazón se han acercado a tocar el manto protector de la Reina y Madre Celestial.


Eran sobre las 13:30 horas del mediodía del Domingo 10 de Octubre, cuando la Imagen de la Reina de Sierra Morena, abandonaba por cerca de dos horas su camarín serrano, para ser depositada en un improvisado altar en la nave central del Santuario, concretamente en las rejas que abren al prebisterio.

El tiempo no ha impedido que se acercaran cientos de personas a Ella. Al igual que un mar caía del cielo para bañar la Sierra Morena, un mar de devotos se acercaban por la puerta principal de la Basílica hasta llegar a la Imagen bendita de la Cabeza, que seguía vistiendo su manto bordado en oro sobre terciopelo verde. Los cientos de peregrinos abarrotaban el interior del templo, que con devoción llegaban a Ella para venerarla, agradecerle y pedirle cuanto necesitaban.

Momentos emotivos se han podido ver a lo largo del Besamanto, momento siempre emotivo.
En la cola que llegaba hasta Ella, había una persona ciega, concretamente una chica, y un voluntario de la Cruz Roja se acercó para ofrecerle su ayuda y llevarla con todo el cariño hasta la Madre de Dios. Todas las personas que a su alrededor se encontraban le abrieron paso para facilitarle el camino. El voluntario se adentró con ella por la pequeña puerta que se haya a la izquierda del prebisterio, para asomar por las rejas de éste, para evitar el taponamiento de las personas que allí nos hallábamos.
La chica, dejándose llevar por el voluntario de Cruz Roja, aparecía justo por detrás de la Imagen de la Virgen y un trinitario tomó su mano y la estrechó con el manto de la Morenita. La muchacha abrazaba fuertemente el manto y lo frotó débilmente sobre sus ojos.

También se tuvo que abrir paso para un joven que se acercaba de rodillas, curiosamente con un chupete de bebé sobre sus labios, quizás por alguna promesa cumplida sobre su hijo o algún familiar pequeño. Al llegar a la Imagen, el joven rompió a llorar y un fuerte aplauso retumbó en el templo con fuertes vivas a la Virgen Morena.

Que tendrá esta Virgen pequeña que a todos enamora, decía una mujer mayor.
Personas de habla extranjera también se han acercado a visitar a la Imagen bedita, y gentes, que sin saber lo que se celebraba en el día de hoy, se han encontrado la sorpresa de ver a la Virgen de la Cabeza a sus pies, que con asombro se acercaban y rozaban prendas y fotografías de sus seres queridos.
La Cruz Roja, como siempre, ha hecho una gran labor por todas las personas que se han acercado en este emotivo día al Santuario de Sierra Morena, acercando a todos los impedidos a Ella y ofreciendo su ayuda a cuantos la han necesitado.



Sobre las 15:15 horas de la tarde, cuando ya todos habían pasado ante la Imagen de la Morenita, gritos de vivas y guapa hacia Ella, se le cantaba la Salve y entre aplausos volvía a su camarín, que entronizándola en su trono serrano, todos los que en el templo estaban le cantaron su himno, despidiéndose de Ella, ahora sí, hasta el último Domingo de abril, fecha en la que abandonará de nuevo su camarín para saludar a sus hijos en la antiquísima Romería abrileña. Hasta entonces colas interminables de peregrinos volverán todos los días de fiesta y fines de semana para contemplarla en su camarín serrano, donde vela por toda la Tierra.

© ANDÚJAR PEREGRINA

Comentarios

  1. Sin duda, un día entrañable pues el día de quienes nos enseñaron a quererla como hoy lo hacemos, el día de nuestros mayores.
    Mayores que se acercan a ella pidiendo su consuelo y su amor, que nunca los deje de mirar Ella y su bendito Hijo.
    Saben, en su mayoría, que por la edad pronto harán su ultima romería, la verdadera romería, ese camino que nos lleva desde nuestra casa a su cielo, a su puerta, a su celestial mirada.
    Por eso para mi, es un día muy especial.

    Especial fue esa misa cantada por las voces del Coro de la R. e I. Cofradía Matriz junto con un excepcional organista de Marmolejo y Antonio con su voz lírica.
    Especial fue el acercamiento y las muchas vivencias,promesas y oraciones a Ella, por nuestros mayores.
    Especial fue ese momento donde tuve la suerte de que Ella y su camarin me presentase a Juan Antonio.

    ...que podamos por mucho tiempo poder sentir cada día y cada hora el abril de su mirada. Sentirnos "siemprabrileños".

    UN SALUDO.

    ResponderEliminar
  2. Casualidades y curiosidades de la vida, cierto es que en el mismo camarín de la Virgen de la Cabeza cruzamos las primeras palabras los cuatro romeros.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario