... en la distancia

Hoy viene a mi memoria, personas anónimas, personas a las que no pongo rostro ni nombre, gentes con una vida propia, hombres y mujeres que un día, por razones del destino, tuvieron que dejar su tierra.
Un día en el que tuvieron que arrancar sus raíces para formar una nueva vida.
El mismo pensamiento, el mismo sentimiento, el mismo rezo, la misma mirada.... pero una nueva vida en otro lugar donde materialmente no se divisan la silueta de esos montes. Unos montes que esconden el tesoro que Dios nos quiso mostrar hace siglos, en una noche misteriosa de Agosto bajo un manto de estrellas.

Esa Virgen morenita y pequeñita que guardas en la caja de los recuerdos de tu memoria, formando un pasado que se hace presente cuando vuelves a recordar su cara.
Madre, ¿cuando volveré a verte?, ¿será la próxima primavera?
Madre, quiero ir a tu Santuario, a ese camarín chiquito, a presentarte a mis hijos, para que los bendigas, para que les enseñes a ser romeros, a ser peregrinos, desde otro lugar, desde otra tierra lejana, pero muy cerca de sentimiento, ... sentimiento que se hace más fuerte a medida que más grande es la distancia que me separa de tu Imagen, de mi tierra, de mi gente.

Llevo años sin poder verte, sin estar a tu lado, sin sentir esos vivas que retumban de monte a monte, de cerro a cerro, como un eco que no se apaga nunca, y que se deja oir en mi mente, cuando me faltan las fuerzas para seguir, porque me embarga la emoción de la añoranza de mi tierra.

Hoy viene a mi memoria los hijos de Andújar, los hijos de la Virgen Serrana, que hacen su romería de la vida desde otro lugar, y que se asoman a esa pequeña ventana que les ofrece su medalla, una medalla romera que preside el cabecero de la cama, o colgada del coche, y que acaricias suavemente para sentir a la Morenita más cerca de tí. A esa pequeña estampa que atesoras en tu cartera, tu monedero,... y al abrirlo, Ella te recuerda que está ahí, a tu lado. Ese cuadro de la Virgen enmarcado, que al abrir la puerta de casa, te recibe mirando allá donde tú mires.


Hoy con esta imagen, quiero rendir un homenaje a todas las personas que emigraron de Andújar, de cualquier pueblecito de Jaén, de Andalucía, de España, o aquellos, que de cualquier parte del mundo, tienen su corazón encogido por el amor de su tierra y de su Virgen Morenita.
Hoy quiero que escuchen esos "vivas", y que allá donde esteis, la Virgen de la Cabeza desde su trono serrano seguirá reinando para todos, y que en el camarín del corazón no hay distancia.
En esta bella Imagen está su mirada, su Niño, el Rey que reina por todos nosotros.... una Imagen en la que no hay distancia, solo tú y Ella.

Que ANDÚJAR PEREGRINA sea una ventana donde os asomeis y respireis el aire de Andújar, de la Sierra Morena, y para que os sintais más cerquita de Ella y de vuestro pueblo, que esta ventana que os abro sea vuestra pequeña y particular Romería antes de que Andújar os abra nuevamente las puertas para recibiros en la próxima primavera.

A todos los emigrantes y los que sienten y aman a María Stma. de la Cabeza desde cualquier parte del mundo, esta bella Imagen en la que no existe la distancia.

¡VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA!
¡VIVA LA MORENITA!
¡VIVA LA REINA DE SIERRA MORENA!
¡VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA!

Comentarios

  1. es cierto los sueños con ella se hacen realidad
    ||||||VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA¡ GUAPAAAAAAAAAA

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada