Entrevista al imaginero, escultor y restaurador Jose Miguel Tirao Carpio

ARTE Y DEVOCIÓN EN LA VIDA DE UN ARTISTA (1ªparte)

Natural de la localidad jiennense de Torredonjimeno, vive en la vecina Martos y felizmente casado con María Teresa, es padre de tres hijos (trillizos), los cuales fueron bautizados en el Santuario de Ntra. Sra. De la Cabeza.  A sus 46 años, su obra se compone de alrededor de 110 imágenes procesionales que recorren las calles de multitud de pueblos y ciudades de nuestro país, cerca de 80 pasos que enriquecen nuestra Semana Santa y más de 100 restauraciones.
Jose Miguel en su taller, portando una mascarilla de la Virgen de la Cabeza
realizada por él mismo.

Llegamos a Torredonjimeno en una tarde soleada, interrumpida solo por los tramos de espesa niebla que nos encontramos por el camino que nos llevaba al taller de un hombre enamorado de su trabajo, un hombre en el cual prima el respeto por la vida, un respeto que plasma en sus obras, realizadas con el sentimiento y el buen criterio que sólo un artista como Jose Miguel nos puede ofrecer, regalando a las hermandades, cofradías y particulares derroche de devoción, expresionismo y buen gusto, tallado con sus manos, dando forma a sus bellas obras de arte, repartidas por toda la geografía española, como Murcia, Barcelona, Oviedo, Ciudad  Real, Albacete, Almería, Cádiz, Valencia, Valladolid, León, Madrid o Arganda del Rey...




De la mano de Jose Miguel Tirao Carpio daremos un paseo por su obra, mostrándonos desde su pequeña gran obra, realizada con tan solo 12 años, su primera talla, su San Pedro particular, con el cual empezó a mostrar su personalidad. Haremos un recorrido en el que nos enseñará su gran taller, un taller no solo grande por sus valiosas obras, sino porque nos transportaba a una manera de entender el arte desconocida para mí hasta el momento. Nos mostrará las imágenes de la Virgen de la Cabeza que ha realizado y nos enriquecerá con su sabiduría y su grandísima devoción por la Patrona de la Diócesis de Jaén.

Última obra hasta el momento:
Cristo de la Lluvia para Mengíbar
Su primera talla, con tan solo 12 años:
su San Pedro particular










En la estancia en su taller, Jose Miguel nos mostraba una preciosa obra sin terminar, “El Cristo de la Lluvia” de Mengíbar, su última obra hasta el momento, perteneciente a la Hermandad del Santísimo Cristo de la Lluvia y María Santísima de la Amargura, ésta última también obra de Jose Miguel realizada en el año 2002. El Cristo de la Lluvia sustituye a un Cristo de escayola que era el titular de la Hermandad.
María Stm. de la Amargura
Mengíbar (2002)
María Stma. de la Amargura
Mengíbar (2002)
Cristo de la Lluvia, última obra hasta el momento,
Mengíbar
Cristo de la Lluvia, última obra hasta el momento, Mengíbar


©ANDÚJAR PEREGRINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario