Visita de la Morenita a la ciudad de Andújar y capital del Santo Reino de Jaén

... hace 7 años, 11 de Enero de 2004, la Imagen de la Santísima Virgen de la Cabeza visitaba por primera vez en la historia, Jaén, capital del Santo Reino. Hoy recordamos esos días que quedan en el recuerdo del romero, que durante el frío invierno se hizo peregrino una vez más. La Imagen de la Morenita estuvo presente en la capital con motivo de la Clausura del Año del Rosario.


El día anterior, Sábado 10 de Enero, una fría y espesa niebla cubría los montes de Sierra Morena, y al alba, la Virgen Reina salía de su Santuario, en su "jaula procesional" del siglo XVII, esta vez la Imagen iba protegida por una urna de metacrilato que hacía de barrera para la humedad de los fríos invernales y el agua de rocío de las ramas y jaras de la serranía. Curiosamente fue la primera vez que presencié una salida de la Virgen Morenita de su Santuario sin que repicaran las campanas, un silencio solo roto por los aplausos y vivas de sus hijos y así poco a poco la Virgen descendía de su Cerro para adentrarse en las espesuras de la Sierra, hasta que hizo acto de presencia a la entrada de la ciudad de Andújar en la Pontanilla.


La noche cubría con su manto a las miles de personas allí congregadas, que habían esperado la llegada de la Morenita desde la toda la tarde. Al llegar al cementerio, quitaron la parte frontal de la jaula y la protección que llevaba, y los aplausos y los gritos de "guapa" hacía que creciera la emoción que no faltó durante todo el trayecto hasta su llegada a la Iglesia de Santa María, no sin antes recordar la parada de la Virgen Morenita en el "Cuadro de la Virgen". Y es que un andero que durante el camino, acompañando la Virgen, sufrió un accidente y tuvo que volver a Andújar, desde su balcón, frente a dicho Cuadro, vio como pasaba la Morenita, y los anderos volvieron la Imagen hasta encontrarse cara a cara con el chico que la había llevado y que tuvo que volver a casa, y desde allí, desde su balcón sus lágrimas lo decían todo, frente a Ella, la estampa que se pudo vivir, hizo que la muchedumbre rompiera en aplausos y vivas que se sucedían sin parar.


La Virgen de la Cabeza permaneció toda la noche en la Iglesia, donde se le cambió el manto por el de la Recoronación de 1960, manto que sería el que llevaría a Jaén y así presidiría los actos.
A primera hora del domingo 11 de Enero, La Imagen era entronizada en una espectacular carroza, digna para una Reina, en su mismo templete procesional y con la debida protección (para mí como siempre debe de ir, protegida por los cuatro lados, no olvidemos que Nuestra Madre Virgen de la Cabeza es representada en talla de madera policromada y hay que conservarla debidamente) y así la Morenita emprendía su peregrinar hacia la capital jiennense, haciendo parada en las poblaciones de La Higuera y Fuerte del Rey.

La llegada a Jaén fue ràpida, directamente al Seminario, donde permaneció la Imagen hasta la tarde, traslado procesional en el que numerosas cofradías acompañaron a la Imagen entre calles repletas de devotos. La primera visita de la Virgen de la Cabeza reunió a una masa humana que se agolpaba a las puertas de la Catedral para verla por primera vez en la capital. Un templo abarrotado veía como la Imagen pasaba ante ellos entre aplausos, flashes , vivas y miradas que la seguían hasta su altar, preparado para el evento, seguido por cámaras colocadas en diversos puntos de la Catedral y su exterior para que todos pudieran seguirlo.

Tras la celebración, la Imagen abandonaba la S.I. Catedral, esta vez, no por la puerta principal, sino por una puerta lateral, entre un estrecho pasillo que se abría para que la Imagen pudiera llegar hasta su carroza que la llevaría de vuelta a la ciudad de Andújar, donde la esperaba la gente en las calles para despedirse, una despedida sentida por todos los asistentes que la despidieron en la carretera de la Virgen con pañuelos, un hasta luego, que volvería en la próxima Primavera, así La Imagen de la Virgen de la Cabeza volvía a altas horas de la madrugada a su camarín de Sierra Morena, para reinar como Madre por los siglos de los siglos.

Comentarios

  1. Son unas fotos muy buenas , a muchos nos pilló lejos y desprevenidos esa visita ..... estas fotos las acercan .....
    Pero no puedo dejar de manifestar mi crispación por la rapidez de sus preparativos ..... apenas se hizo el cuerpo para la bajada a Andújar .... y se ponía en tela de juicio su justificación . Si esta no hubiera ocurrido... la del 2009 hubiera tenido otros miramientos o ninguno , sirvió de precedente .

    De mi santo patrón de Andújar y de la Diócesis, San Eufrasio , no se acordaron cuando en 2003 hizo el IV centenario de su patronazgo sobre la diócesis (¡CUATRO SIGLOS!) ni lo montaron en tractor que lo paseara solitario por la corredera capuchinos .... ¡¡¡VIVA EL PATRÓN DE LA DIÓCESIS DE JAÉN!!! Fdo: Eufrasio Cárdenas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por volvernos a emocionar Juan Antonio! que recuerdos, que nieblazo, que bonito se veía el lugar nuevo, recuerdo que bajé junto al anterior obispo y el alcalde que si mal no recuerdo se estrenaba junto a la Morenita, de hecho fue la primera vez que pude colarme en el camarín para la bajada en esa madrugada inolvidable.

    Fue todo precioso, pero lo que más recuerdo son 3 momentos, un hombre mayor con una trompeta todo el camino diciendo "wapa wapa y wapa" (jejeje, la llegada a lugar nuevo al cruzar el arroyo que estaba muy caudaloso, y sobre todo, esos telefonazos que nos echaban: CUANTO OS QUEDA? POR DONDE VENIS? A LAS 5? A LAS 7? A LAS 8? jajaja y fue finalmente sobre las 21 horas cuando al llegar al cementerio había tantísima gente que no cogíamos por ningun lado.

    Fue bonito ver a gente tan mayor allí junto a la Morenita, y junto a sus eternos romeros.

    Un abrazo, mil gracias y FELICIDADES.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada