Presentación de los niños a la Santísima Virgen de la Cabeza 2011


Los protagonistas de la jornada del 6 de Febrero han sido los bebés y los niños, en definitiva los más pequeños de la casa. El pasado Domingo tuvo lugar una masiva peregrinación de familias, las cuales iban a presentar a la Imagen de la Santísima Virgen de la Cabeza sus hijos, niños de todas las edades.

El entorno de la Basílica del Real Santuario de Sierra Morena, en Andújar (Jaén), desde hora muy temprana, se iba llenando de familias con carricoches, bebés de tan solo meses y pequeños de la mano de sus papás para ser retocados por el manto de la Virgen Morenita.
Un espléndido sol convertía la jornada del Domingo en un apacible día primaveral, abarrotando las inmediaciones de la Basílica de vehículos y autobuses e invitando a las personas congregadas a pasear por los aledaños del Cerro de la Cabeza.

Tras las misas celebradas en la mañana, llegó el momento de que las familias presentaran a los pequeños antes la Sagrada Imagen. Para ello, deberían entrar por el prebisterio, pasando por el pasillo que accede al camarín de la Virgen, donde la Imagen aguardaba entronizada en su lugar habitual, custodiada por el Padre trinitario Rafael Márquez, quien se encargó de coger a todos los niños y acercarlos a la Imagen de la Morenita. Los bebés eran retocados por el manto y los más grandecitos, ellos mismos acercaban sus labios para besar el manto de la Virgen, la cual, para tal ocasión le fue retirada la "media luna" y el "bastón de mando" para que los niños pudieran tener mejor acceso a su Madre Celestial.
Es entrañable la labor del trinitario P. Rafael Márquez, ya que hace de lazo de unión entre los niños que quieren acercarse a la Virgen, tanto en la Romería como en este día tan especial.

La Imagen de la Virgen de la Cabeza lucía nuevo manto, en este caso de color rosa, y en el prebisterio, se encontraban en el altar mayor las banderas de la Real e Ilustre Cofradía Matriz de Andújar, una a cada lado de la gran ventana desde donde se venera a la Imagen desde el interior del templo, abanderando así a la Virgen de la Cabeza.

En el lento transcurrir hasta llegar al camarín, se podía oir las conversaciones de los que aguardaban el momento hasta llegar a las plantas de la venerada Imagen, gentes venidas de lugares como Valencia, Ciudad Real o Cáceres, solo por ver a la Morenita y bendecir a sus hijos bajo su manto. Personas que desde la reja del prebisterio miraban la Virgen y susurraban "que el templo y el paisaje donde transcurre la Romería son bellísimos y es mejor estar ínsitu que verlo por televisión". Otros quedaban prendados con el sonar de las campanas de la Basílica cuando redoblaban y otros muchos resaltando la belleza de la Imagen de la Santísima Virgen de la Cabeza y el sagrado lugar de su Aparición.
Sin duda, un rincón del mundo donde invita a la reflexión, a encontrarse consigo mismo, un lugar para la oración y la devoción y punto de encuentro de romeros y peregrinos de la Reina de Sierra Morena.








ANDÚJAR PEREGRINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario