Las cofradías filiales se presentan ante la Imagen de la Virgen de la Cabeza

Llegó el momento, ha pasado un año de larga espera, y las cofradías de la Morenita, tras hacer su particular camino, llegan a la Basílica de Sierra Morena para postrarse a los pies de la Divina Imagen. Cerca de 12 horas es el tiempo que tienen las cofradías para presentarse a Ella, para aplaudirla, contemplarla, rezarle y cantarla y gritarles los vivas que hacen que retumben por los rincones de la Sierra, vivas que se suceden minuto tras minuto, lágrimas de alegría, de gozo, de emociones que se desbordan cuando se está ante la presencia de la Reina de los Cielos.


Este año han sido 68 cofradías más 6 procofradías las que han llegado para estar al lado de la Virgen de la Cabeza y acompañarla y venerarla en su grandiosa Romería. Cada cofradía contaba con diez minutos para hacer su presentación, acudiendo como tradicionalmente se ha hecho a lo largo de los siglos, portando sus banderas, que tan simbólicas son en esta celebración mariana y sus estandartes, que en los últimos años muchas cofradías están sustituyendo por los simpecados, recuperando así lo original de esta Romería, pero este tema lo ocuparemos en un artículo dedicado a ello.



El redoblar del tambor, es durante estos días uno de los sonidos romeros que se oyen por los caminos, las calzadas y aledaños del Cerro de la Cabeza, y los hermanos cofrades, ataviados con los trajes típicos hacen del Sábado de Romería una de las más bella estampas culturales, festivas, folclóricas, pintorescas y tradicionales de nuestra tierra.



De este modo el Sábado se convierte en las solemnes vísperas, aguardando el gran momento en que la Santísima Virgen de la Cabeza salga de nuevo de su Templo. Es un bello día de convivencia, de hermanamiento entre las cofradías que vuelven a encontrarse en Sierra Morena, bajo el manto protector de la Madre que une a sus hijos. Un día en que los caminos que llevan hasta Ella se han llenado de peregrinos y que ya gozan de estar cerca de la Reina de Sierra Morena.

ANDÚJAR PEREGRINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario