Noche de hermandad en la Romería de Andújar


Al calor de la candela, con los amigos, familiares, los seres queridos que por razones de la vida se encuentran en ciudades lejanas... pero hoy se encuentran junto a mí. Ha acabado el camino, te hemos mirado, te hemos rezado, te hemos aclamado... y bajo el cielo de estrellas que nos regalas nos disponemos a vivir la gran noche de hermandad, momentos alegres que nos ofrece nuestra fiesta mariana. Esperando la hora en que seas portada en los brazos de la Cofradía Matríz de Andújar, para pasearte por los aledaños del Cerro de la Cabeza y mostrar al mundo tu belleza y derrarmar tu gracia por los rincones de la Sierra que fue testigo de tu celestial aparición y reforzar nuestra fé con tu mirada.


Mientras tanto, la luz de las candelas formas las estrellas de la tierra y los romeros te rezan cantando, con la alegría de haberse reencontrado con su gente, bajo los pinares, esperando el grandioso día de la Reina de Sierra Morena, esplendoroso Domingo en que millones de almas aguardan la salida de la Señora.

Una noche, en que la escultura del Pastor Juan Alonso de Rivas, recobra vida, revive el sentimiento para aplaudirte desde el corazón, como un espíritu peregrino, que desde siglos atrás dejó su alma en tu morada, para ser el primer testigo de tu fiesta abrileña.


ANDÚJAR PEREGRINA

Comentarios