La Virgen de la Cabeza portada del periódico El Nuevo Guadalquivir

En esta sección voy a compartir un momento, fue hace 24 años, concretamente en Abril de 1992. Lo especial de este momento fue un periódico, y lo especial de ese periódico fue lo que voy a narraros ahora:

Se acercaban los días más esperados para mí, la Romería de la Virgen de la Cabeza. Caminando por el barrio de la Pastora, observo en el escaparate de un kiosko (ya desaparecido), un periódico, en cuya portada aparece una fotografía de la Virgen de la Cabeza. Observo que es un periódico hecho para Andújar y que ofrecía un "Especial de Romería".


De inmediato compré un ejemplar y descubrí que estaba dedicado íntegramente a la Virgen de la Cabeza y a su Romería, ofreciendo datos históricos y entrevistas a personas que trabajan para Andújar y su Fiesta Grande.
He de decir, que nunca antes había visto o al menos no tenía constancia, de que existiera ningún periódico dedicado a la ciudad de Andújar. Unos años más tarde comprobé que este mismo periódico, (el cual aún poseo dentro de mi colección particular sobre la Virgen de la Cabeza), existió décadas atrás, o quizás uno con el mismo nombre llamándose El Guadalquivir, con la misma inscripción: "periódico independiente".

Este periódico, dirigido por Alfredo Ybarra, del cual muestro su portada, me costó 175 pesetas, y era la primera tirada que se sacaba al público, del cual me alegra conservarlo y decir que lo he leído y ojeado durantes estos años en multitud de ocasiones. Despertó en mí más interés, si cabe, sobre todo lo que acontecía a la Reina de Sierra Morena y su Romería, así como conocer su historia y sus cofradías.

Durante ese año fue hermano mayor Manuel Islán y el alcalde José Antonio Arcos, dedicando ambos un saludo en la primera página del periódico.

Entre sus artículos, los que más me llamaron la atención fue conocer la Cofradía de la Virgen de la Cabeza en Cataluña, ya que le dedicaban un espacio hablando del II Aniversario de la llegada de la Morenita a estas tierras.
Enrique Gómez Martínez, cronista oficial de Andújar, nos hablaba en su artículo "romeros de toda la vida", de personajes que han dejado huella en la Fiesta Grande de la ciudad.
También conocí la historia de la Ermita de Andújar, y pude enriquecerme de un fragmento del pregón pronunciado para las fiestas de la Virgen de la Cabeza de Rute, cuya Imagen me sorprendió, porque fue la primera vez que ví una talla de la Virgen de la Cabeza distinta a la que se venera en el Santuario de Andújar.

Pero sin duda, lo que más llamó mi atención, fue la fotografía que presentaba a la talla de la Virgen de la Cabeza desprovista de sus vestiduras y coronas. Fue la primera vez que pude contemplar la belleza de su talla, que aunque en papel amarillento y fotografía en blanco y negro, me fascinó conocer como era realmente.



A modo de información decir, que en ese año, 1992, la Imagen de la Morenita se encontraba ya en muy mal estado, con una importante falta de policromía y la madera dañada en diferentes puntos de la talla.
Recuerdo, momentos antes de su salida procesional el último domingo de Abril del año en cuestión, como por los altavoces del Santuario se hacía un llamamiento para que durante su traslado a las andas no tocaran la Imagen, por el peligro que corría la talla. De hecho, tras la Romería, la Santísima Virgen de la Cabeza se vería inmersa en una restauración íntegra, llevada a cabo por el restaurador José Luis Ojeda.

De esta manera, conocí aspectos desconocidos de Andújar y su Romería, entre los que destacaba la fotografía de la Morenita sin su manto, aumentaba el interés por esta singular manifestación mariana, y fue un placer conocer un periódico dedicado a Andújar. Tiempo más tarde se dejó de editar.

© ANDÚJAR PEREGRINA

Bajo una noche de estrellas

Es ahora cuando vamos deshojando las noches, contando las estrellas... hasta llegar al momento mágico, al reencuentro con la estrella que brillará con luz propia, la luz de su divino rostro.
Pocos días nos separan ya del 784 aniversario de la celestial aparición de la Morenita, una noche mágica en el que nos volveremos a reencontrar con la Reina de Sierra Morena.


Momentos muy diferentes a los que se viven en su Romería de Abril. Volverán a repicar campanas, sus cofradías volverán a alcanzar la cumbre del sagrado Cerro, y Ella, majestuosa, con su mirada eterna, volverá a salir de su morada, en un ambiente diferente, escoltada por los miles de peregrinos que volverán a tomar los caminos de la Sierra de Andújar, para ser testigos, de una noche, en la que Ella volverá a reinar entre la paz de un silencio mutuo, solo roto por el aplauso y los "vivas" que volverán a retumbar entre los montes.

En la noche mágica del 11 al 12 de Agosto, volveremos a contemplar su rostro moreno, a besar su manto, y a volver a mantener un diálogo interior con nuestra Reina y Madre, la Morenita.

ANDÚJAR PEREGRINA

Pintura de la Aparición de la Virgen de la Cabeza de la Iglesia de las Viñas


En la Iglesia de las Viñas de peñallana, carretera del Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza, existe un bonito cuadro que representa la Aparición de la Virgen al pator. Esta es una pintura actual, ya que desde hace siglos, concretamente a partir de los siglos XVI y XVII, son muchos los templos que albergan estas bellas obras de arte, que plasman tan preciado tesoro, la Virgen de la Cabeza, en diversas representaciones, ya sea en su celestial aparición o en su histórica Romería.

 © ANDÚJAR PEREGRINA

Breve reseña histórica de la devoción a la Morenita en Montoro

Paseando por los pueblos blancos de nuestra Andalucía, llegamos a la población cordobesa de Montoro, localidad cercana a Andújar y hermanadas por el amor de la Madre Celestial, la Virgen de la Cabeza.

Nos adentramos por las estrechas calles del pueblo y llegamos a una preciosa plaza, que por las construcciones de sus alrededores, nos transportaba a otra época. Allí se encuentra la Iglesia de San Bartolomé, un templo gótico-renacentista, iniciado a finales del siglo XV y completado a lo largo del s. XVI. En el interior de sus históricos muros, se albergan tesoros religosos, pero nos detenemos ante una Imagen morena y pequeña, la talla de la Reina de Sierra Morena que veneran sus habitantes.


La Imagen de la Morenita, se encuentra en uno de los laterales del templo, en un pequeño altar. Tras Ella, se puede ver un bello mural, en el que se representa la Aparición de Nuestra Señora, apreciándose el Cerro de la Cabeza y su Santuario. Curiosamente la Virgen de la Cabeza no aparece en el mural, ya que la pintura del pastor se arrodilla ante la talla de la Morenita que aquí se venera.

La Cofradía de Montoro de la Virgen de la Cabeza se encuentra en el trigésimo puesto a día de hoy.
En la nómina del año 1555, aparece en el puesto 24, bajando un puesto en el año 1583, recuperando nuevamente el vigésimo cuarto puesto en el año 1677.
Tras la suspensión de la Romería en 1773, durante el Reinado de Carlos III, se perdieron la mayoría de las cofradías, volviendo la actividad en el año 1782, pudiéndo comprobar que en el año 1859, la Cofradía de Montoro alcanza el puesto noveno, situándose entre las primeras que asistían a la Romería de Andújar.


La Cofradía de Montoro es de las pocas que tienen su Casa de hermandad en el mismo Cerro de la Cabeza, en su acceso por la carretera, al igual que Manises, Mengíbar o Daimiel.

ANDÚJAR PEREGRINA

El lugar de la Aparición de Ntra Sra de la Cabeza

En más de una ocasión me he preguntado cual es el punto exacto en que se apareció o fue hallada la Imagen de Nuestra Señora de la Cabeza. El punto central de la hoy Basílica del Real Santuario de la Morenita, es sin lugar a dudas, el camarín donde reina la Divina Imagen; es el lugar donde se centran todas las miradas, todas las súplicas, las plegarias y donde centramos nuestra energía para dirigirnos a Ella y entablar nuestro diálogo personal.

Gruta de la aparición Virgen de la Cabeza
Pero en el edificio del Santuario, hay otra lugar, que hoy dícese es el lugar donde la Imagen se apareció al pastor de Colomera. Este lugar es el llamado "patio de la aparición", situado justamente detrás del camarín de la Morenita. Dicho lugar se presenta como dos grandes piedras colocadas en vertical, para luego poner otra en la parte superior en forma horizontal, todo este conjunto "artificial" se halla colocado sobre un pequeño montículo de piedra de manera natural, dando de este modo un toque enigmático y singular.
¿Pero es este el lugar donde verdaderamente se apareció o se halló la primitiva talla de la Virgen de la Cabeza?

Recuerdo en mi niñez, una de esas excursiones que realizamos al Santuario de la Morenita, organizado por el colegio SA.FA., y fue la primera vez que hice el camino andando, nunca antes lo había realizado. Una vez allí, me detenía observando todos los lugares del templo. Después de la Misa celebrada al alumnado, profesores y padres, mientras los demás se divertían en el exterior, yo me adentraba en los largos pasillos del Santuario y llegué al "patio de la aparición". Me detuve mucho tiempo observando el lugar, imaginando como pudo ser... hasta que la voz del entonces Rector del Santuario, Padre Saturnino me sorprendió. Siempre recordaré aquella tarde...

- ¿Quieres saber donde encontró el pastor a la Morenita?
Me temblaba la voz y contesté un sí rotundo, pero la duda me embargó...
- pero se apareció aquí, ¿no?
- Ven, acompáñame.
Nos adentramos en el interior, y a través de la pequeña puerta que daba al prebisterio (justo donde hoy se encuentra una hornacina en las escaleras de acceso al camarín de la Virgen) me situó al lado de la mesa del altar, y me miró sonriendo y dijo:
- observa detenidamente lo que te voy a enseñar, espero que consigas verlo.
Justo al lado de la mesa del altar había una alfombra, echó hacia un lado la alfombra y pude contemplar que una de las baldosas, como si fuera de manera natural, tenían grabado el mismísimo Cerro de la Cabeza, con las calzadas y en su cumbre el majestuoso Santuario, con la Imagen de la Virgen.
No daba crédito a lo que veían mis ojos, estaba totalmente sorprendido.
Me comentó que fue de manera casual, nada estaba previsto y que según se contaba, la Imagen de la Virgen de la Cabeza se apareció por esta misma zona del Santuario, osea, en el prebisterio, justo donde se celebra la Santa Misa. Jamás olvidaré aquel momento, y hoy, he querido compartirlo con todos los seguidores y lectores de ANDÚJAR PEREGRINA. 
En la actualidad, el prebisterio está reformado y no existe dicha balsoda.

Pastor de Colomera
En el Blog del historiador Enrique Gómez Martínez podemos leer los siguiente:
Patio de la Aparición.
En el Santuario de Ntra. Sra. de la Cabeza a su patio se le conoce como “Patio de la Aparición”; allí hay unas rocas donde se construyó un dolmen y en su interior se colocó una imagen. Pero hay que aclarar que este lugar no fue el considerado como el de la Aparición; ya que según en la descripción del templo que nos hace el sacerdote Pérez Guzmán en su libro publicado en el siglo XVIII, el lugar concreto estaba saliendo de la capilla mayor a la derecha y en dicha centuria ya había desaparecido. La ermita medieval había sido sustituida por un edificio mayor, especialmente a partir del siglo XVI.

Según mi experiencia personal, lo que me comentó el Padre trinitario Saturnino y lo expuesto por Enrique Gómez Martínez, el punto exacto donde se hallaba escondida la talla de la Santísima Virgen de la Cabeza hasta el momento de su celestial aparición o milagroso hallazgo es otro distinto al que hoy se nos muestra.
En verdad, siempre he visto el "patio de la aparición" como un lugar simbólico, representativo de lo que en realidad pudo ser...

ANDÚJAR PEREGRINA

Romería de Andújar 2011

Ha sido un año de espera, de nuevo hemos estado ante Tí... y despertamos de un sueño.
Muy lentamente la Imagen de la Morenita es procesionada con amor, ya va de vuelta a su Santuario serrano, la pasean por el Sagrado Cerro, y sus cofradías filiales, que la han acompañado, la esperan en la cima para decir el último adiós... ese adiós que guardarán calladamente hasta que vuelvan a crecer las flores por Primavera.


La Morenita entre multitud de banderas, estandartes y simpecados, ha bendecido un año más a la infinita gente, que han peregrinado hasta Andújar para ver su divino rostro, pedirle y agradecerle.
Entre un baño de colores, la Virgen de la Cabeza vuelve a su Templo con el corazón gozoso.
El momento más emocionante y el más triste... todo ha acabado, felices de haber estado a tu lado un año más... y vuelves a tu camarín. Todos te gritan guapa, todos te aplauden, te lloran y muchos son, los que desde el silencio, entre la jaleosa despedida intentan detener el tiempo.

Las campanas anuncian que el ritual mariano se ha cumplido, que la Virgen Morenita vuelve para reinar desde su trono de grandeza. Bajo la atenta mirada de su hijos cruzas la reja del prebisterio y pierdo tu presencia... para volver a verte en tu sagrado camarín.


Los caminos que llevan a Tí vuelven a llenarse de romeros y peregrinos, esta vez, para volver a sus hogares con la mente puesta en Tí, con sus ramitos de romero y jara, con estadales y piticos de barro que llevarán a sus pueblos y ciudades, para que sus mayores besen tu pequeña Imagen grabada en esa medalla.

Te llevamos en el corazón, en el alma... de miles maneras nos dirigimos a Tí, esperando que la Tierra vuelva a dormir y en los primeros albores primaverales, la naturaleza vuelva a vestirse de vida, para engalarnar nuevamente los caminos que nos acerquen a tu Divina Imagen.
Llevad siempre en vuestros sueños la Virgen de la Cabeza.


ANDÚJAR PEREGRINA

Momentos de la procesión de la Morenita en la Romería 2011



Durante el tiempo que dura la Procesión de la Virgen de la Cabeza en la Romería abrileña de Andújar, muchas son los momentos que forman parte de esas señas de identidad tan características de esta singular manifestación mariana. Son estampas que recobran vida cada Primavera, año tras año, siglo tras siglo... tal y como nos lo han enseñado nuestros antepasados.

La Imagen de la Santísima Virgen de la Cabeza hace su recorrido de vuelta. Para ello tiene que volver a pasar por la Plaza del poblado, donde sucede un hecho que aparece plasmado en una pintura del s. XVII, cuadro sin duda, que es un reflejo de la Romería de la época. Pues de esta manera se cumplen los rituales de esta centenaria fiesta. Pasa el tiempo y las banderas vuelven a ser volteadas, una tradición muy nuestra, muy de Andújar.





Ante la Señora de Sierra Morena, Andújar se arrodilla, le reza de la mejor manera que sabe... sus banderas son tremoladas al viento serrano a modo de oración, rememorando las romerías de nuestros mayores. Pasan los años, pasa la vida, pasamos las personas ante Ella... para algún día quedarnos a su lado.

ANDÚJAR PEREGRINA

Procesión de Nuestra Señora de la Cabeza ROMERÍA 2011





La Imagen de la Morenita se reencuentra con su gente, su pueblo, sus hijos... y son miles las muestras de cariño de los romeros y peregrinos al paso de la Santísima Madre. Las calles se han abarrotado y hay momentos que se hacen inaccesibles. Son momentos en los que con el sentimiento, queremos parar el tiempo.


ANDÚJAR PEREGRINA

Crónica de la Procesión de la Morenita por las calles de Baena


Crujen cohetes en un cielo colmado de estrellas. El bonito pueblo cordobés de Baena, se convierte en un escenario de hermandad, con tintes folclóricos y sentimientos de fé. Sus estrechas calles constrastan con la luminosidad de sus históricas plazas, donde retumban el redoblar de los tambores, los ecos de los cánticos, palmas y vivas... acudimos pues, al emotivo paseo de la Virgen Morenita por las calles de esta milenaria población.

Anochece, y los últimos rayos de sol, iluminan las calles que serán testigo un año más del pasear de la Imagen de la Morenita que se venera en Baena. Tras la Misa celebrada en su honor, comienza a desfilar la procesión, un testimonio de fé que se mezcla con la cultura de un pueblo.


La banda de tambores y cornetas abren el cortejo, a la que seguía un gran número de devotos y devotas de la Reina de Sierra Morena que portaban velas, creando un ambiente de paz a su paso.
Fueron numerosas las cofradías que quisieron acompañar a la Cofradía de Baena en tan importante día, representaciones como Torres, Jaén, Rute, Alcalá la Real, Alcaudete, Mancha Real, Asociación peregrinos de Arjona, Córdoba, Cabra, Valenzuela, El Carpio, Colomera y la Cofradía Matríz de Andújar.

La nota musical corría a cargo del coro romero de Baena, que en todo momento amenizaba el desfile procesional cantando sevillanas a la Virgen de la Cabeza.





Una bonita estampa la que se vivió cuando los abanderados de las cofradías de Baena y Andújar, tremolaban las banderas, una seña histórica e identificativa de la Romería abrileña, en la que la gente rompió en aplausos ante tan espectácular muestra de hermandad y cultura de todos los pueblos que veneran a la Santísima Virgen de la Cabeza.






El desfile discurría por las calles del pueblo y la Imagen de la Morenita se enseñoreaba ante la atenta mirada de sus fieles, que esperaban pacientemente uno de los momentos más emotivos de la procesión. En la fachada de la casa de un gran devoto, romero y peregrino: Carlos Bernal, se había preparado un hermoso altar con una bella Imagen de la Morenita, talla dignísima de veneración, como todas aquellas que representan a la Santísima Madre de Dios, hasta tal punto, que todas y cada una de las cofradías inclinaban su estandarte ante Ella en señal de saludo.
Cuando la Imagen de la Morenita paró su procesionar para situarse frente al improvisado altar, el coro romero le cantó una sentida sevillana. Los vivas se sucedían una y otra vez, y los aplausos ante las dos imágenes alegraron el momento vivido.



La Morenita que se venera en el pueblo de Baena seguía el  paseo por sus calles, acompañada y arropada por su pueblo, por sus fieles y sus cofradías. Un año más, la Cofradía filial de la Virgen de la Cabeza de Baena, volvió a cumplir el ritual de pregonar en su tierra, el amor que se le profesa a la Virgen serrana.


ANDÚJAR PEREGRINA

Allá en los riscos de Sierra Morena

Un lugar mágico, un entorno singular, donde se invita al ser humano a renovar el alma, a respirar paz, el aire limpio que nos ofrece uno de los pulmones de Andalucía... el Parque Natural Sierra de Andújar, un bello paraje que encierra un gran tesoro... la Virgen de la Cabeza.


Historias y leyendas se han contado y escrito desde que en 1227, se produjera un acontecimiento que hizo a la ciudad de Andújar, un manantial vivo de fe y esperanza. El Cerro de la Cabeza, como se conoce el monte donde se asienta el majestuoso Santuario, y hoy dia, Basílica menor, ha sido durante cerca de ocho siglos, testigo de una de las mayores manifestaciones marianas del mundo, también ha sido cómplice de emociones sentidas y vividas por millones de personas que a este impresionante lugar se han acercado, ya sea para contemplar la divina imagen de la Morenita o para liberar el alma rutinaria y sentirse libre. Por desgracia, también ha sido escenario de guerras e instrumentalización política.

Cada piedra... cada matorral, cada rincón de esta bella serranía esconde tesoros, que solo descubre quien acude con el alma abierta, quien con el mejor sentimiento se acerca a la pequeña y veneradísima talla de la Virgen, quien tomó el nombre del lugar que escogió para ser venerada... "de la Cabeza".

Los devotos, acuden en peregrinación para rendir culto a esta bella imagen de la Virgen... una talla cargada de historia, con un fuerte magnetismo por los millones de personas que han puesto en Ella sus energías, sus plegarias, sus anhelos... en definitiva, la Virgen de la Cabeza es el reflejo de todos y cada uno de los romeros y peregrinos que a Ella acudimos, es el espejo de una fe inquebrantable.


Contemplar el Cerro de la Cabeza, es ver la historia, la cultura y la fe de un pueblo... es acercarse a nuestros antepasados... es adentrarse a un legado que te impregna de una paz interior.

Historiadores, periodistas, y la voz del pueblo, han formado desde el año 1227 una leyenda que ha llegado a nuestros días, como un testimonio de fe que ha traspasado fronteras, y que ha ido creciendo de generación en generación como un bello cuento.


Llevaba varias noches contemplando unas lucecitas en lo alto de un monte, el cual estaba separado del resto de montes y rodeado de una llanura.  Hasta que decidió subir y desvelar tal curiosidad. Cuando el pastor, llamado Juan Alonso de Rivas, alcanzó la cumbre, encontró entre unos enormes peñascos, la imagen de la Virgen, rodeada de un gran resplandor y una campanilla que sonaba incesantemente. Juan Alonso se arrodilló y entabló una conversación con la Señora, quién le pidió que bajara a la ciudad de Andújar y contara tal hecho. Para que le creyeran, la Señora le curó un brazo que tenía impedido, y así sus conocidos vería que era cierto y le acompañarían hasta el corazón de la Sierra. Poco o nada se supo después del pastor Juan Alonso de Rivas (curiosamente, nombre que apareció por primera vez en el siglo XVII).
La imagen de la Virgen estuvo en la amurallada ciudad de Andújar, hasta que se le contruyó una ermita en el lugar de su aparición, lugar de milagros y maravillas.





En nuestros días, otra historia bien distinta es la que se hace saber:
El monte de la Cabeza, fue en siglos pasados un lugar de culto de nuestros ancestros... un lugar de poder donde nuestros semejantes se acercaban para purificar su alma. Era el encuentro con la naturaleza, la altitud del monte, el aire puro que respiraban... lo que hacía que adoraran a la Madre Tierra, según algunos estudiosos, el origen de la hoy venerada Virgen María en todas sus advocaciones, que ha llegado a nuestros días en múltiples y diversas leyendas.

Los historiadores, tienen otra realidad sobre el origen de la Morenita.
El Cerro de la Cabeza, es un monte que por su situación, los árabes, los cuales dominaban la zona, construyeron un fortín, que servía para controlar las tropas que entraban por el norte. Guerras se sucedían entre árabes y cristianos, las cuales se denominaban cruzadas.
Los calatravos, era una orden religiosa, formada por monjes guerreros, los cuales, llevaban como amuleto una imagen de la Virgen de pequeño tamaño, llamada Virgen de batalla, la que seguramente escondieran en el fortín y que años después, encontrara un pastor, posiblemente llamado Juan Alonso de Rivas.

Historias y leyendas han dado lugar a una tradición centenaria que hoy día sigue viva. A pesar de los múltiples orígenes que se han ido forjando en torno a la Virgen de la Cabeza, la única verdad la esconde la tierra y los peñascos que forman el mágico Cerro de la Cabeza, una verdad callada, silenciosa, enigmática, que atrae desde entonces a millones de personas, que peregrinan para contemplar la belleza del lugar y del tesoro que encierra, la divina imagen de la Morenita (hoy en día desaparecida y sustituída por la que actualmente veneramos en su Santuario de Sierra Morena).


ANDÚJAR PEREGRINA