La devoción a la Virgen de la Cabeza en Bujalance (Córdoba)

Bujalance es un pueblo de la campiña cordobesa, arraigado a la devoción de la Morenita durante siglos. El origen de está fé hacia la Reina de Sierra Morena se remontaría seguramente mucho atrás de la fecha fijada para fundar dicha cofradía, la cual según la documentación existente ya figuraba en la nómina de cofradías del año 1555, en el puesto décimoctavo.


Bujalance cuenta con un tesoro guardado celosamente en el convento de las Carmelitas, se trata de una bella pintura que representa a la Santísima Virgen de la Cabeza. Es un poco complicado apreciar la pintura por la oscuridad que encierra la misma, si a eso le sumas que el convento tiene las puertas abiertas a una hora temprana del día, 7:30 horas de la mañana para celebrar la santa misa, única oportunidad para colarse en el convento y contemplar esta bella obra, que da testimonio de la ímportancia de esta advocación mariana en esta población.


Actualmente, la cofradía bujalanceña, cuenta con una talla de la Virgen de la Cabeza, donada por una bujalanceña y realizada en el año 1955 por el escultor, imaginero y restaurador Juan Martínez Cerrillo (1910-1989) natural de esta localidad, siendo restaurada por Sebastían Montes el pasado año 2010.
Cuentan las gentes del lugar que la Imagen de la Morenita que se veneraba antiguamente en Bujalance, fue enviada al pueblo de Andújar para su restauración. Estando tan venerada Imagen de la Virgen en dicha población, estálló la guerra civil española. Más nunca se volvió a saber de la talla de la Virgen de la Cabeza de Bujalance, desconociéndose así su paradero.

Imagen de la Morenita que se venera en Bujalance (Córdoba), antes y después de su restauración

A un mes de las fiestas que la Cofradía de Bujalance organiza en honor a la Santísima Virgen de la Cabeza, esta cofradía cuenta con un gran número de hermanos, orgullosos de haber retomado la andadura de pregonar la fé y devoción a la Virgen Morenita.


ANDÚJAR PEREGRINA       

No hay comentarios:

Publicar un comentario