domingo, 18 de septiembre de 2011

La Morenita procesiona por las calles de la localidad jiennense de Arjonilla


Nos remontamos en el tiempo al año 1610, cuando Arjonilla, fundó la Cofradía de la Virgen de la Cabeza, para difundir y proclamar entre las tierras de olivares del Santo Reino de Jaén, el amor, la fé y la devoción a la Reina de Sierra Morena. Un pueblo hospitalario, con olor a azahar en primavera, agricultor y con una fé que inunda los corazones de los arjonilleros ante su Virgen Morena.

El Sábado 17 de Septiembre se cerraban los actos conmemorativos de los 400 años de la fundación de la cofradía de la Morenita en esta población jiennense. Tras un año de celebraciones, el pasado fin de semana se trasladaba la Imagen de la Virgen de la Cabeza que se venera en Arjonilla, desde su ermita hasta la iglesia de la Encarnación, donde permanecería toda la semana para venerarla y en su honor, celebrarse un triduo.


Llegado el día culminante, el pueblo se echó a la calle. Cofradías filiales de la Morenita de distintos pueblos, así como peñas marianas y hermandades de pasión y de gloria de la localidad, acudieron a la cita. Como anfitriona, la cofradía filial de Arjonilla que en todo momento fue acompañada por la cofradía Matríz de Andújar.



A las 19 horas de la tarde del Sábado, se celebró la santa misa, oficiada por el obispo de Jaén. La plaza, poco a poco se iba llenando de gente que acudían al encuentro con la Morenita, y con los últimos rayos de luz, las campanas del templo comenzaron a repicar, anunciando que la Reina de los cielos saldría a las calles de Arjonilla a reencontrarse con sus hijos.

Las cofradías comenzaron a desfilar, abriendo el cortejo las banderas de Arjonilla y Andújar, seguido de multitud de cofradías que han querido estar en tan importante acto para la devoción a la Morenita en este pueblo. Fueron muchas las personas que seguían en procesión portando una vela, señal de luz y esperanza, así como tambiém se pudo ver a las mujeres con la típica mantilla.



Tras un estruendo de cohetes y repicar de campanas, la Imagen de la Morenita salía de la Iglesia parroquial. Palmas y vítores a la Virgen serrana, que lucía un manto en terciopelo rojo, con saya blanca y bordados en oro. Un trono repleto de flores, era portado por mujeres, que bailaban y paseaban a la Morenita con alegría por las calles de su pueblo... un pueblo adornado para la ocasión. Sus balcones eran cubiertos con pañoletas y faldones con bordados, dando vistosidad al desfile procesional.


Entre las calles por las que pasaba la procesión, se pudo ver un bonito y elaborado altar, en el que se representaba la aparición de la Virgen de la Cabeza al pastor, que vecinos del lugar me comentaron muy amablemente el amor y empeño con el que se realizó, así como la facilidad que me brindaron para poder realizar las fotografías, ya que la gente que se agolpaba me impedía realizarlas.


La Morenita, se enseñoreaba así en la noche cálida arjonillera, entre naranjos, balcones engalanados, vítores y palmas, y el acompañamiento de cientos de personas que quisieron vivir el broche de oro de tan importante efemérides en la historia y devoción de la Virgen de la Cabeza de esta población.



En el mes de Abril, se publicaba un libro llamado "Devoción a la Virgen de la Cabeza en Arjonilla", con motivo de los cuatro siglos de historia de la Cofradía de esta localidad, y cuyo autor es Alfonso Rueda Nevado. Aunque la Cofradía cuenta con 400 años de vida, el amor a la Morenita en Arjonilla es inmemorial.
Actualmente, la Cofradía de Arjonilla es una de las más antiguas, ocupando el sexto puesto en el riguroso orden de la procesión, en la Romería del último fin de semana de Abril.


ANDÚJAR PEREGRINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada