Peregrinación Blanca al Santuario de la Morenita 2011


Despertaba el día con la fresca brisa de la mañana, era un día especial para cientos de personas... y de nuevo, miles de peregrinos tomaban los caminos de Sierra Morena para llegar a la Basílica y Real Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza, donde esperaba a sus hijos.




La "Peregrinación Blanca" se ha convertido con el tiempo, en una de las peregrinaciones más importantes y emotivas de cuantas se suceden durante el año. Sus protagonistas... los niños, nuestros mayores y los enfermos. Personas que no pueden estar físicamente junto a la Imagen de la Morenita durante la celebración de la Romería, el Día de la Aparición, esperan la llegada de esta gran peregrinación para estar junto a su Madre Celestial. La cercanía de la Imagen de la Virgen de la Cabeza hacia personas enfermas o con discapacidad, hace de este día un encuentro entrañable.


Tanto el interior del templo como el exterior, se encontraba abarrotado de gente que esperaba el momento en que la Morenita abandonara por unas horas su camarín. En la explanada del Santuario se agolpaban multitud de personas que soportaban el calor que iba creciendo con el pasar de las horas, a la espera de poder entrar en el templo.

Celebrado el Santo Rosario, tenía lugar la Santa Misa, para más tarde procesionar al Santísimo Sacramento por el interior del Santuario, que se hizo difícil su paso a la explanada por la multitud de personas que abarrotaban el templo. Llegado el Santísimo al altar mayor se cantaba el himno de la Morenita, y entre palmas y vivas, la Reina de Sierra Morena aparecía en el prebisterio aumentando la calor emotiva de todos los asistentes.

Expuesta la Imagen de la Santísima Virgen de la Cabeza en un lugar accesible para las personas mayores, los impedidos y enfermos, comenzaron a desfilar miles de personas ante Ella, dejándonos estampas emotivas que encogían el corazón, haciéndote olvidar los problemas materiales de la vida. Numerosas familias presentaban  sus bebés a la Madre Celestial rozándolos con su manto. Personas discapacitadas llegaban a la Morenita con lágrimas en los ojos, enterneciendo el corazón de todos los que nos encontrábamos cerca de la Virgen, y nuestros mayores se acercaban diciéndole con timidez, "guapa" y rozando pequeñas fotos de familiares que dejaron en su lugar de origen, y todos... todos miraban con ternura el rostro de nuestra Virgen Morenita, tal y como en todas estas fotografías les muestro para compartir con todos vosotros.




Eran pasadas las 15:30 horas de la tarde cuando nuevamente, entre vítores, la Morenita volvía a su camarín para volver a reinar desde su trono de Reina y Madre del mundo y de la Serranía.


© ANDÚJAR PEREGRINA

Comentarios

  1. Impresionante galería fotográfica, Muchas GRACIAS

    ResponderEliminar
  2. Gracias a tí Francisco.
    Lo verdaderamente impresionante es el apoyo que he recibido en este día espléndido de la PEREGRINACIÓN BLANCA y como me han facilitado el trabajo.
    Se ha quedado fuera del artículo-reportaje mucho material fotográfico para que no quedara muy extenso, pero lo mostraré en próximos artículos del blog.
    A todos, muchas gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario