La Virgen de la Cabeza procesiona por primera vez en Bujalance


Último Domingo del mes de Septiembre de año 2012, una fecha que quedará grabada en la memoria de cuantos hemos asistido a la primera salida procesional de la Imagen de la Virgen de la Cabeza que se venera en Bujalance. Tras la refundación de la Cofradía bujalanceña en el año 2009, ha sido un gran esfuerzo por parte de todos los hermanos cofrades que han levantado de nuevo la hermandad, y como no, su sueño se ha hecho realidad, procesionar a la Santísima Virgen Morenita que con tanto cariño honra este pueblo.
Con la mirada alzada al cielo, reflejo del pensamiento puesto en la cumbre del Cerro de la Cabeza, cofradías venidas de diferentes poblaciones han querido acompañar a la Cofradía filial que hacía de anfitriona, Bujalance.



El Viernes 28 de Septiembre daba comienzo las fiestas en honor a la Santísima Virgen de la Cabeza en Bujalance, para ello se celebra el Triudo. La Morenita ha lucido durante éstos días un manto donado por los que hacemos posible este Blog, que con orgullo, hemos podido contemplar a la Morenita bujalanceña presidiendo el altar preparado para su fiesta.


La mañana del Domingo, día grande para la devoción a la Morenita, amanecía con un cielo despejado y un sol radiante, que nos ha acompañado durante todo el día, dando un colorido especial a la emotiva procesión por las calles más céntricas del pueblo.





Emotivo momento cuando se producía la primera levantá, con un templo abarrotado, los anderos alzaban a la Morenita dedicando tan singular acto a los niños desaparecidos en Córdoba, Ruth y José. Un fortísimo aplauso se producía por parte de todos los que allí nos congregábamos, tras un corto silencio, comenzaron los vítores a la Reina de Sierra Morena, que se disponía a pasear por Bujalance para bendecir a las miles de personas que esperaban su salida del templo.




Eran las 13 horas del mediodía cuando la Morenita cruzaba el umbral de la puerta de la Iglesia de San Francisco. Aplausos y vítores a la Reina de Sierra Morena, crujían los cohetes en el cielo y el clamor de un pueblo que contemplaban con entusiasmo a la Morenita, que iba en hombros de los miembros de la Asociación de anderos de María, que en todo momento, vitoreaban y hacían aplaudir a la Virgen, despertando el entusiasmo y la alegría contenida por la Virgen de la Cabeza.


Ha sido un día grande para Bujalance, ver a tanta gente esperando a la Virgen en las estrechas calles del pueblo, calles con sus casas solariegas y balcones engalanados, que hacían vivir momentos de estampa.
Cofradías como la de Alcalá la Real, Córdoba, Linares, Torreblascopedro, Benamejí, Ciudad Real, El Carpio, Bujalance y la Matríz de Andújar, junto con las cofradías de pasión y gloria de la ciudad, han sido las que han desfilado en la procesión.


El desfile procesional iba encabezado por jinetes a la grupa de sus elegantes caballos, portaban los banderines de la cofradía. Digno de mencionar los carruajes de caballos que han desfilado. Las cofradías de la Morenita han desfilado como es tradicional por riguroso orden de antigüedad. Sin duda, una procesión marcada por la ilusión y la devoción que el pueblo de Bujalance le tiene a la Virgen Morenita.




Alimenta el alma peregrina el viajar por los pueblos blancos de nuestra tierra. Bujalance, pueblo que se asienta entre olivares de la campiña cordobesa, ha vuelto a honrar a la Virgen de la Cabeza, esta vez, entre sus calles, entre torres históricas, entre su gente sencilla... teniendo su pensamiento en el corazón mismo de nuestra Sierra Morena, alma de devoción mariana.




ANDÚJAR PEREGRINA

Fotografía de la Morenita de regreso a su Santuario, año 2009


Cuando Ella se hizo peregrina, entre la jara y el lentisco, entre montes y pinares, entre vítores y cánticos, entre caminos polvorientos, entre romeros y peregrinos... entre sus hijos.
Poco a poco, caminando en hermandad, volvía la Señora de Andújar a su Sagrado Cerro, donde la esperaban miles de romeros, en un glorioso Sábado de Romería del año 2009. Sierra Morena se convertía en un grandioso templo, un majestuoso Santuario. Junto a Ella, se iba consumiendo el tiempo para dejar paso a la mañana del Domingo abrileño, ese Sábado que agotaba nuestras fuerzas y nos engrandecía el corazón y quedar en nuestro recuerdo, un recuerdo cercano, donde aún quedan marcadas las huellas de cuantos estuvimos bajo un azulado cielo, reflejo de las almas peregrinas de momentos pasados, que otros tiempos traerán.

ANDÚJAR PEREGRINA

Peregrinos del alma

A las personas de fe, de sentimiento puro hacia Ella...
en cualquier momento de nuestras vidas, dirigimos nuestros pasos entre las sendas de la sierra, entre montes, entre el fresco aroma de una nueva mañana, o la melancolía y tranquilidad de un rojo atardecer. Siglos de peregrinación en la noche, alumbrando el camino que marcan mis pasos, elevo la mirada al cielo y la luna se vuelve testigo de mi viaje.


Cuantas plegarias, lágrimas y promesas han visto esos caminos, esas calzadas empedregadas, hasta encontrarte de nuevo, hasta ver tu cara, hasta encontrar la paz que calma el dolor de cuantos van a tu encuentro. Cuantas almas nos vigilan entre esos caminos, nos acompañan en las empinadas cuestas señalándonos el destino.

A diario, durante casi ocho siglos de vida, la cumbre del Cerro de la Cabeza, donde se levanta majestuosamente el Santuario de la Virgen Morenita, ha sido y es centro de peregrinación de millones de personas. A veces, sin darnos cuenta, participamos en momentos únicos e irrepetibles, de esos que llegan al alma.


Por los que siempre están a nuestro lado porque así lo sentimos,
por aquellos que junto a nosotros, comparten su camino.
Junto a Ella, siempre en hermandad.
... por nuestros mayores.

ANDÚJAR PEREGRINA

La Virgen de la Cabeza de Ávila en una pintura de Diego Rivera

LA VIRGEN DE LA CABEZA, ÁVILA. Una pintura de Diego Rivera


Tras saber de la existencia de ésta pintura, busco información para saber del artista y de la obra en cuestión. Quería saber si la Virgen de la Cabeza que el pintor había representado en su obra era la que se venera en su Santuario de Andújar. Tras indagar en la vida y obra del pintor mexicano Diego Rivera, descubro esta pintura, llamada, "La Virgen de la Cabeza, Ávila", de 1908, en la que efectivamente aparece pintada la Imagen de la Virgen bajo la advocación "De la Cabeza" que se venera en la ciudad de Ávila.

Diego Rivera (1886-1957) fue un pintor mexicano, considerado como uno de los principales muralistas de su país. Fue un personaje reconocido en el panorama cultural y político del México de la época. De 1907 a 1921 estudió pintura en Europa. Durante su estancia en España tuvo la oportunidad de presenciar la procesión de la Virgen de la Cabeza que se celebra en Ávila, plasmándola en óleo sobre lienzo.

© ANDÚJAR PEREGRINA

Devoción en la procesión de la Morenita en Bailén


Por tercer año consecutivo, visitamos el pueblo de Bailén para acompañar a la Virgen de la Cabeza en su procesionar. Un año más, el pasear de la Morenita a hombros de sus fieles nos dejaba momentos como los que en este artículo os muestro a través de las fotografías realizadas en la noche bailenense.
Como si de una oración se tratara, la Morenita, acompañada por algunas de sus cofradías filiales que quisieron acompañarla para la ocasión, derramaba nuevamente su bendición, esta vez, en su procesión de la población jiennense de Bailén.


La Parroquia de la Encarnación, del siglo XVI, uno de los edificios más característicos de la ciudad, se convertía en la tarde noche del Sábado 8 de Septiembre, en centro de peregrinación de fieles y devotos de la Virgen de la Cabeza, para asistir a la celebración de la Santa Misa y la posterior procesión de la Imagen de la Morenita que se venera en Bailén, titular de dicha cofradía filial.
En dicho templo tiene su sede canónica, no solo la Virgen de la Cabeza, sino la patrona de Bailén, Nuestra Señora de Zocueca, cuya talla preside el templo en una bella capilla situada a la derecha del altar mayor. Un amor a una misma Madre, bajo dos advocaciones, Zocueca y Cabeza.


Acompañando a la Reina de Sierra Morena, presenciábamos momentos emotivos, haciendo grande la devoción a la Morenita. La transmisión de la fe de padres a hijos, hacía partícipe a un niño en la procesión; los mayores del pueblo, asomados a las ventanas de sus casas, presenciaban el paso de la Virgen, contemplando desde el silencio la sagrada talla que representa a la Reina de los cielos.



La Cofradía Matríz de Andújar, con sus tradicionales volteos de banderas, levantaba expectación en forma de aplausos y "vivas" a la Morenita, que con paso lento y solemne, recorría las calles de Bailén para volver a su templo entre los sones del himno "Morenita y pequeñita".



Bailén con la Virgen de la Cabeza, en una noche hecha oración.

ANDÚJAR PEREGRINA

Una fotografía de la Virgen de la Cabeza en la Romería del año 1996

Una de mis primeras fotografías, en la Romería del año 1996, de esas romerías íntimas como yo suelo llamar a los abriles lluviosos, de esos que nos impregnan de olores a hierba fresca, a monte nuevo, en los que los días son eternos atardeceres. 
Son 16 años los que separan este momento del latir diario de mi vida, y que hoy encuentro en esos álbumes que tantas romerías encierra, que tantas historias me cuentan y que tan gratos recuerdos me traen.


La Romería del año 1996 fue una de las lluviosas, aunque como cada vez que ocurre, el sonar de las campanas anunciando la salida de la Morenita, hace cesar la lluvia, y éste año no fue menos.
El manto que cubría la sagrada Imagen de la Virgen era verde, con saya blanca con motivos florales en verde. Para que engañarnos, el manto no se le veía con ningún valor artístico. No sería la primera vez que en la fiesta grande andujareña la Morenita lucía este tipo de mantos, cosa que ahora no viene siendo así, ya que en los últimos años se cuida el terno que la Virgen lucirá ante la mirada de cientos de miles de personas.

A pesar de las intermitentes lluvias del último fin de semana de Abril del 1996, la Morenita pudo pasearse en su procesión de la mañana del Domingo, acompañada por sus cofradías y una gran multitud de fieles.
La fotografía que os presento, capta el momento de la despedida. La procesión había acabado y la Morenita devuelta a su camarín. Transcurrido un breve período de tiempo, decido visitarla adentrándome en el largo pasillo de la galería mariana, donde hacía cola un pequeño número de devotos. En el exterior, la lluvia volvía hacer acto de presencia.

Frente a Ella, vuelvo a contemplarla. Los fieles rodeaban el camarín donde se haya entronizada la Santísima Virgen de la Cabeza, y el silencio se rompe por el cantar de las gargantas de un grupo de jóvenes, que con lágrimas en los ojos, le entonan una salve de despedida. Anduve dando vueltas por el camarín un buen rato antes de marchar nuevamente a Andújar, intentando retener esos momentos, esos instantes que tanto valen y con el pasar de los años se atesoran en el alma como una gran reliquia. Hoy desempolvo uno de esos recuerdos para revivir esas romerías.

ANDÚJAR PEREGRINA