Una estampa de la primitiva imagen de la Virgen de la Cabeza

Hoy comparto una de las pocas fotografías que se tienen de la original y antiquísima talla de la Virgen de la Cabeza, desaparecida durante la guerra civil española (1936 - 1939). Siempre es un deleite para nuestros ojos poder contemplar esta imagen que protagonizó el mágico hecho en la madrugada del 11 al 12 de Agosto del año 1227, y que hoy por hoy, por muchas publicaciones hipotéticas que hayan visto la luz desde su desaparición, nada ni nadie ha arrojado un pequeño rayo de luz y esperanza sobre su paradero.


Mi abuela, a quien tanto he preguntado por la original Virgen de la Cabeza, siempre me decía que nada tiene que ver la desaparecida talla con la que hoy se venera en la Basílica y Real Santuario de la Sierra Morena de Andújar. Yo ponía toda mi atención a las palabras que mi abuela me hablaba: "...era una Virgen muy chica y muy deteriorada... le faltaba un trozo de naríz, por lo que parecía chata, y en verdad no sé porque a la que hoy tenemos la han puesto tan morena, porque la que desapareció no lo era..."
Nunca han dejado de sorprenderme éstas palabras, y aunque mi abuela ya no está entre nosotros, sus palabras las oigo a menudo, de esas conversaciones que manteníamos referente a nuestra Morenita.
Sea como fuere, Andújar volvió a recuperar su fe... quizás nunca dejó de tenerla, y hoy volvemos a tener una Imagen que representa a la Virgen María bajo la advocación "de la Cabeza", pero quizás, y hablando de imágenes, nada tiene que ver con la que un día volvió a ocultarse en algún rincón del mundo, para quien sabe... algún día aparecer de nuevo.

© ANDÚJAR PEREGRINA

Comentarios

  1. De la original talla que se presenta en este artículo, parten todas las imágenes que representan a Ntra Sra de la Cabeza. Su origen, aunque anterior a la fecha de su hallazgo o aparición, fue en el año 1227 cuando partió una de las devociones más universales, teniendo como talla titular a la Imagen que aquí se muestra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que gran articulo¡¡¡¡, ojala cualquier día aparezca de nuevo y pudiéramos verla.

      Eliminar
    2. Ojalá Antonio. Los misterios de la vida han hecho que vuelva a desaparecer y como he comentado en el artículo, nada es demostrable ni nadie puede demostrar nada respecto a su desaparición, es extraño... pero cierto. Cuantas preguntas en el aire y absolutamente nadie tiene esa respuesta, ni siquiera aquellos que vivieron la contienda y que en su día presumieron de saber su paradero.
      Un abrazo Antonio.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada