de pueblos marianos... Arjona

Me gusta caminar con el pensamiento, recordando esos senderos que unen Andújar con la fe de pueblos, de gentes que por sus venas corre sangre peregrina, latiendo un corazón mariano, siempre mirando al horizonte donde se aciertan siluetas de montes serreños.


Ahora que las lluvias y los vientos otoñales borrarán las huellas de las pisadas de romeros y peregrinos, ahora que los fríos han apagado el calor de las hogueras de romería, vuelvo a dibujar primaveras para hacerme peregrino, camino con el sentimiento de lo ya vivido, y me detengo en este viaje en la ciudad de Arjona, donde en éstos días grises me dan el color abrileño con aroma de flores frescas. Diviso una pequeña capilla con una puerta acristalada, me acerco y pongo mis manos sobre el frío cristal y acerco mi rostro al mismo, donde contemplo con una leve sonrisa la Imagen de Virgen Morenita, consuelo de arjoneros, que en el trascurrir de la vida diaria, al contemplar tan venerada talla parece detenerse el tiempo, como si en otro mundo te adentraras y olvidaras la realidad. Alivia el alma cuando en la rutina de la vida detienes tu caminar para respirar aire puro y limpio, un suspiro maternal... para poder seguir con tus quehaceres.


Con la vista puesta en su mirada vuelve el color abrileño, que del último Domingo de Abril me llegan aromas de flores de Mayo, mes de María y de la Morenita arjonera que entre azahares se pasea, Reina y Señora entre tierra de olivares, de plazas entre naranjos, de altozanos de luz y color, de nuestra tierra Andalucía.


Oigo cohetes, "vivas" y el gorgojeo de golondrinas que bailan entre el azul del cielo. Nuestra Señora de la Cabeza siempre Madre dejando aromas bendecidos que rozan el rostro de sus hijos, embriagando sus calles de una magia especial, esa magia que encierran entre sus casas, entre sus muros... entre sus gentes, de esos pueblos marianos que siempre llevan a Sierra Morena... a tu encuentro Señora.

© ANDÚJAR PEREGRINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario