La Cofradía filial de Colomera en la Romería de la Virgen de la Cabeza


Colomera, pueblecito de la provincia de Granada, es la cuna, según cuenta la tradición, del pastor Juan Alonso de Rivas, hombre sencillo y humilde a quien la Santísima Virgen de la Cabeza escogió como testigo de su celestial aparición en la serranía de Andújar.


La Cofradía de Colomera, actualmente, ocupa el segundo puesto en la nómina de cofradías, después de la Matríz de Andújar, como una de las cofradías más antiguas de cuantas asisten a la Romería del último Domingo de Abril. 
Durante los siglos XVI y XVII, dicha cofradía ocupaba el tercer puesto, siendo la Cofradía de Arjona quien ocupaba el segundo lugar en antigüedad. Es a partir del Siglo XIX cuando Colomera pasa a ocupar el segundo puesto.


Actualmente, el hermano mayor de Colomera junto a la Matríz de Andújar, tiene el privilegio de portar en sus brazos a la Imagen de la Santísima Virgen de la Cabeza en sus traslados desde el camarín a sus andas procesionales, tanto en Romería como en la fiesta de la Aparición que se celebra en la madrugada del 11 al 12 de Agosto, presidiendo junto Andújar las misas principales de éstas fiestas en honor a la Morenita.


Las fotografías muestran  la entrada de la Cofradía de Colomera en la ciudad de Andújar, en la tarde del Viernes de Romería. Entre redoble de tambores y sus banderas ondeando al viento, Colomera paseaba entre las calles andujareñas, para más tarde, emprender camino al Cerro de la Cabeza. También da fe de su procesionar por los aledaños del Santuario, en la fría mañana que nos regalaba el último Domingo abrileño.


Su estandarte, a título personal, es uno de los más bellos de cuantos procesionan por las calzadas y aledaños del Cerro, llevando por insignia, el humilde pastor que a las plantas de la Morenita se postró, admirando de modo asombroso el milagroso hallazgo.


ANDÚJAR PEREGRINA

ANDÚJAR PEREGRINA cumple 2 años

Dos años escribiendo sentimiento ( 2010 - 2012 )

Como si de un libro se tratara, un 21 de Agosto del 2010 comencé a recopilar vivencias, a plasmar sobre el papel el sentimiento que despierta en mí esta tierra andujareña, su sierra y su Virgen Morena. Tuve la necesidad de contar mi modo de ver las cosas, de vivirlas... y compartirlas. Expresar lo que Ella me transmite y plasmarlo en imágenes y palabras; palabras que cobran sentido cuando se van tejiendo con el recuerdo de lo vivido.


Dos años después, sigo con la misma ilusión de pregonar a través de esta herramienta de comunicación que es internet, todo lo que voy viviendo entorno a la Imagen de la Virgen María bajo la advocación "de la Cabeza": fe, devoción, cultura y tradición se mezclan de manera armoniosa dejando un amplio abanico de sensaciones que agrandan el alma de cuantos se acercan a esta tierra jiennense... mi Andújar.

Satisfecho por contar todo lo que sucede (hasta donde mi agenda me permite) en pueblos y ciudades donde se celebran fiestas en honor a la Santísima Virgen de la Cabeza, nace en mí nuevos proyectos con la ilusión de seguir pregonando a mi Patrona, su Romería y el mágico lugar que atesora su Basílica y Real Santuario.

Os muestro algunas de las fotografías que a lo largo de éstos dos años han servido de portada para el Blog, fruto de la vivencia y singular experiencia de hacerme peregrino de Ella y junto a Ella. Siempre he querido mirarla con el corazón... es el mejor modo de escribir el sentimiento que desprende su rotro moreno aceitunado.




Hoy, 21 de Agosto del 2012, vuelvo a sentarme frente a un papel en blanco, como lo vengo haciendo durante dos años, esta vez para volver a ojear este libro que os muestro a diario, que toma la forma de una pequeña ventana que se cuela en los hogares de romeros, fieles, devotos y peregrinos de la Rosa de Oro de España, Nuestra Señora la Virgen de la Cabeza.


Gracias a los que siguen este Blog, que nació para engrandecer a la Virgen Morena,
gracias a los que desinteresadamente han querido colaborar con sus vivencias... ellos saben quienes son.
A todos/as, gracias de todo corazón.

Juan Antonio Rodríguez Ortega
ANDÚJAR PEREGRINA

Procesión de la Virgen de la Cabeza de Valdepeñas (Ciudad Real)


Nos disponemos a cruzar la puerta de Andalucía, la que nos separa de las vecinas tierras de Castilla La Mancha. Los altos riscos, darían paso a las eternas llanuras de La Mancha, hasta llegar al pueblo de Valdepeñas. Sus calles vuelven a traerme el recuerdo de otro tiempo, momentos vividos que remueven mi sentimiento. Ando sobre mis mismas pisadas y golpea sobre mi mente el abrazo de sus gentes, las sonrisas, la complicidad... la hermandad.


Hoy vuelvo para ser capaz de reconciliar nostalgias y para ver fundido el sentimiento de dos pueblos, mi Andújar del alma y una tierra, que unida a la sencillez de su gente, me lo dio todo... Valdepeñas. Vuelvo para contemplar mi Virgen de la Cabeza; paseará por las calles valdepeñeras para renovar la fe de su pueblo, bendicirá el barrio de su mismo nombre, y el silencio primará en esos atardeceres que hoy vuelvo a vivir.



Calles manchadas de historia, de literatura, con pinceladas de cultura. Tierra de labradores, de gente curtida por el pasar del tiempo, dejando en su rostro la señal de la sabiduría. Zurcos de fe, llanuras de devoción, cervantinas siluetas del Quijote solo rotas por los blancos molinos de viento. Valdepeñas, rica tierra de tradiciones unida a mi tierra y cobijadas por el mismo manto, el de la Reina y Señora de la Sierra Morena.


Miércoles 15 de Agosto, cae la tarde y nos dirigimos al barrio de la Virgen de la Cabeza, donde los vecinos del pueblo se van congregando para acompañar a la Virgen. La temperatura es agradable y el sol se esconde para dejar paso a las tímidas estrellas que salpican el cielo. La Imagen de la Virgen saldrá de una nave anexa a la Iglesia donde está durante todo el año. Los más pequeños vuelven a ataviarse con los trajes de su primera comunión para acompañar a la Virgen. Las mujeres se vestirán de mantilla y portarán pequeñas velas para desfilar en la procesión, que recorrerá toda la barriada de la Virgen de la Cabeza.

Un bonito paso portará a la Imagen de la Virgen, que llevada a ruedas, y con un solemne silencio irá acompañada por una multitud de fieles entre las calles del barrio. Calles que esconden grandes caseríos, grandes corralones. Balcones engalanados para el gran día, y ahí están "las de las berenjenas", mujeres, que según cuentan los lugareños, hacen las mejores berenjenas aliñás. Esperan pacientemente el paso de la Santísima Virgen por su puerta. Agradables tertulias a la puerta de sus casas, sentados en sus sillas de mimbre, sin más grandeza que la paz y tranquilidad que dan sus calles.



La Virgen de la Cabeza luce un aterciopelado manto de color verde bordado en oro, con saya y vestimentas del Niño Jesús de color blanco también bordado en oro. Su rostro se dibuja en la lejanía, alumbrado por la luz de las velas y de los pequeños faroles que sirven de adorno junto a las flores. Abre el cortejo el estandarte de la hermandad, seguida de la junta directiva y una bandera bordada. El silencio se adueña del barrio al paso de la Madre del cielo.



Fue un cúmulo de sensaciones volver a Valdepeñas, esta vez más sentida, con un vivo recuerdo aún y con la ilusión de ver a la Imagen de la Virgen de la Cabeza que se venera en esta población, y ser partícipe de como se vive la devoción a la Patrona de Andújar, una fe que entrelazan con su manera de sentir y de entender la vida, junto a su Virgen... la Virgen de la Cabeza.



ANDÚJAR PEREGRINA

Miles de personas asisten a la Fiesta de la Aparición de la Morenita 2012


Momentos grandes para la devoción a la Santísima Virgen de la Cabeza, Patrona de Andújar y de la Diócesis de Jaén. Este fin de semana se ha vivido en el Cerro de la Cabeza, situado en pleno parque natural Sierra de Andújar (Jaén), una celebración mágica, se conmemoraba el 785 aniversario de la Aparición de Ntra Sra de la Cabeza al pastor de Colomera, Juan Alonso de Rivas. Una noche para el recuerdo, momentos intensos que comenzaban en la tarde del Sábado 11 de Agosto y se prolongaba hasta el amanecer del Domingo. Una larga madrugada en el que el pueblo de Andújar, acompañado por casi la totalidad de las cofradías filiales, procofradías y gentes venidas de distintos puntos de España, volvía a vivir tan singular hecho que hacía de este pueblo jiennense una fuente donde manaba la gracia de una Bendita Imagen de la Virgen María, llamada "De la Cabeza".



Una gran masificación de fieles comenzaban a concentrarse en las primeras horas de la tarde en los aledaños del Cerro, pasando las horas se producían las primeras retenciones en la carretera que une Andújar con la Basílica de la Morenita. Son las 20:30 horas de la tarde del Sábado 11 de Agosto y las cofradías filiales se concentran en la Plaza del Santuario. Mientras tanto, en el interior de la Basílica, la Cofradía Matríz de Andújar hace su acto de presentación ante la Virgen de la Cabeza, un nuevo reencuentro y un sentimiento renovado. Los abanderados de Andújar portan entre sus manos una nueva bandera, la bandera de la Rosa de Oro, es bendecida para unirse al patrimonio devocional de la hermandad y pasear la historia y la fe del pueblo andujareño a su Virgen Morena.


Mientras tanto, en el exterior, divisamos una gran caravana de vehículos repletos de peregrinos que se acercan para participar y acompañar a la Virgen serrana. Poco a poco, los aledaños del Cerro se convierte en un hervidero de fieles y se hacen más difícil el transitar por los caminos que llevan a la Basílica.
Comienza el Santo Rosario en el Arco que sirve de pórtico a las calzadas, desde allí, todas las cofradías ascenderán hasta el templo en silencio y rezando hasta alcanzar la cumbre del Monte de la Cabeza, donde una vez en la lonja del Santuario, se presentarán a la Cofradía Matríz, para posteriormente adentrarse en el templo y rendir honores a la Santísima Virgen de la Cabeza.





La Morenita aguarda en su camarín, donde es visitada por miles de peregrinos mientras se suceden los actos. La talla de la Virgen luce un manto, fruto de una donación, realizado a mano en bordados de oro sobre la tela  que formaba la cola del traje de novia de quien realizó y donó dicha pieza.


Cerca de la medianoche, Colomera se presenta ante la Morenita, más presente que nunca, el humilde pastor se postra ante Ella, y la hermadad granadina vuelve a vivir el milagroso. Tras ella, Andújar vuelve a sus plantas, esta vez, entre fuertes aplausos y vítores. Se produce uno de los grandes momentos de la noche, la Morenita abandona su camarín entre un baño de enfervorizados fieles hasta llegar a su templete procesional que le llevará hasta el altar exterior entre sonido de campanas y lluvia de pètalos de flores.




Las estrellas bailan en la oscura noche serrana y un mar de fieles acompañan a la Reina y Señora de la serranía en el corto trayecto que separa la Basílica del altar exterior. Vítores, aplausos, lágrimas que son el fruto de esta fe tan arraigada hacia Ella. Viajamos en el tiempo y Ella vuelve a nosotros, se nos presenta Madre, Reina y Señora de todo lo creado... y ahí está Ella entre sus hijos.



Tras la celebración de la Eucaristía, las cofradías filiales comienzan a desfilar en riguroso orden de antigüedad,  a semejanza de la Romería abrileña. La Santísima Virgen de la Cabeza recorre la calzada, la misma que en la noche de un 11 de Agosto recorriera el humilde pastor al encuentro de Ella, y ahora, en la noche agosteña, 785 años después, La Morenita desciende por las calzadas al encuentro de sus hijos, bendiciendo a la impresionante aglomeración de personas que la esperaban entre los peñascos del cerro, en la plaza del Santuario y en la carretera que la devolvería a su eterna morada.





Son las 4 de la madrugada del Domingo 12 de Agosto, la Morenita, tras pasear por su sierra, vuelve a su templo entre el teñir de las campanas. Grandioso momento el de la vuelta a su camarín. No existen las palabras que describan este momento, porque esas palabras ahogan la garganta y solo hablan en el corazón. No es una despedida, aplausos, vítores, le gritan guapa, se acercan para tocarla, el gentío se deja llevar por la masa humana que solo tienen ojos para Ella, y las rejas del prebisterio se vuelven abrir, y la Morenita es alzada para que el gentío la vea. Bonito gesto de la Cofradía Matríz... ha sido inolvidable.


Largas colas en la madrugada para poder contemplar a la Morenita en su camarín, frente a frente, desconectar por unos segundos de todo tu alrededor y conectar con Ella, olvidar todo lo que te rodea y mirarla a los ojos... es uno de los grandes momentos que encierra la Aparición, estar con Ella, hablar con Ella y sentirte hijo de Ella. Así es la devoción a la Virgen de la Cabeza... grande, porque grande es su historia, porque grande es nuestra fe, porque grande es mi Andújar y porque Ella, siempre Ella, hace que este bendito lugar llamado Cerro de la Cabeza brille cada madrugada del 11 al 12 de Agosto, un poder seguir hasta la gran Romería del último Domingo de Abril.


ANDÚJAR PEREGRINA