Nuestra Señora de la Cabeza de Vélez Málaga y su ermita

Siguiendo la ruta marcada por los pueblos que dibujan el mapa devocional de la Virgen de la Cabeza, viajamos a la ciudad de Vélez Málaga. Entre el bonito paisaje de montañas, imagino como pudo llegar hasta el lugar la devoción a la Patrona de Andújar, quizás por la llegada de gentes procedentes de dicha población jiennense o de tierras cercanas, llevando así el amor a la Reina de Sierra Morena, o tal vez, en siglos pasados, por pregoneros que contando lo sucedido en las entrañas de la serranía de Andújar, sembraban de un modo u otro la devoción a la Santísima Virgen de la Cabeza en la población malagueña.

Nos comentan los lugareños que la Imagen de la Virgen se encuentra en la Iglesia de Santa María, donde permanece seis meses, ante lo cual pregunto cual es la estancia de la Señora durante la segunda mitad del año, respondiéndome que en la ermita del cementerio, que lleva el mismo nombre, "de la Cabeza".

Interior de la ermita del cementerio e Imagen de Nuestra Señora de la Cabeza de Vélez Málaga

Nos adentramos en el casco histórico de la ciudad, y alcanzando altura, entre estrechas y empinadas calles llegamos a la Iglesia de Santa María, donde descubro por primera vez la belleza de Nuestra Señora de la Cabeza de Vélez Málaga. Ante Ella, rezo, la contemplo, observando su dulce rostro. Me pregunto, al igual que al descubrir otras tallas bajo la advocación "de la Cabeza", el porqué no tiene nada que ver con la iconografía propia de Nuestra Señora de la Cabeza original de Andújar, quizás la historia o leyenda creada haya hecho que fuera así, tal y como he podido comprobar en otras poblaciones donde existe o ha existido culto a la Morenita.

Vistas de la Iglesia de Santa María de Vélez Málaga

A las afueras de la población se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de la Cabeza, enclavada en el mismo cementerio, haciéndome saber que aunque sin certeza, puede datar del siglo XVII.

Fachada de la Ermita de Nuestra Señora de la Cabeza de Vélez Málaga

Una vez más me engrandece el alma el poder llegar a conocer lugares donde la devoción a mi Patrona ha crecido a través del tiempo, ya que según la nómina de cofradías filiales de Nuestra Señora de la Cabeza, en el siglo XVI, Vélez Málaga ocupaba el puesto 61, y el 65 en el siglo XVII.

Me despido de Málaga, emprendiendo mi caminar hacia otros lugares, conociendo historias del boca a boca de las gentes y lugareños que contemplan con el corazón a la Virgen Morenita, y comprobando la universalidad y grandeza de Nuestra Señora de la Cabeza.

© ANDÚJAR PEREGRINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario