domingo, 24 de marzo de 2013

Semana Santa

Santo Reino de Jaén

Semana Santa, semana grande de nuestra tierra, de esta Andalucía que no se entiende sin sus manifestaciones religiosas y culturales. En el sur es una forma de vida, un modo de entendernos... y de sentirnos. No solo empieza el Domingo de Ramos y termina en Domingo de Resurrección, es todo un año, se lleva en el corazón, se siente en el alma y corre por la sangre.
Hasta los pueblos y ciudades de Andalucía se acercan gentes para contemplar, observar, participar en una manera de manifestar la vida, pasión y muerte de Jesuscristo.

Domingo de Ramos en Andújar

La Semana Santa andujareña, de interés turístico andaluz, ha crecido con el paso de los años, se ha hecho grande, y desde el Domingo de Ramos, sus calles se impregnan de magia, azahares y de penitentes nazarenos. Andalucía se entiende así, algo contradictoria, pero solo entendida por gentes de espíritu abierto, capaces de amar sus costumbres y un modo de ver la vida único y singular.

Nuestro Padre Jesús de la Paciencia de Andújar

Durante una semana, las calles de Andújar son escenario vivo de cuanto acontece en los días de Semana Santa, el silencio y la oración, la penitencia, la luz y oscuridad, música, la vida y la muerte, pasarán ante los ojos del visitante, del espectador. Lo que para unos son imágenes o tallas de culto y devoción, para otros son representaciones artísticas, obras de arte, un museo a pie de calle, donde contemplar el magistral e histórico patrimonio que atesora nuestra ciudad. Se convierte en todo un deleite para el hombre de fe y amante de lo cultural. Para muchos, ambas cosas. En nuestra tierra se mezcla de manera armoniosa lo religioso con lo cultural, lo divino con lo terrenal, y es que, poder observar ante tí tan preciadas tallas, realizadas por insignes imagineros y escultores, desprende magia en la noche de la recién estrenada primavera.

Primer plano del Cristo de la Agonía de Mariano Benlliure
Basílica y Real Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza

Intacta ante el paso del tiempo, ajena a los cambios de la vida, la Semana Santa vuelve a mostrarnos algo que solo percibe el espectador, que con miras anchas, hace suyo para enriquecer su interior, esplendor en el día, estrellas en la noche, bullicio, madrugada, incienso y cirios, Jesús y María, cruces y penitentes... disfruten de los tesoros de su ciudad, Andújar abre sus puertas para ofrecer un amplio abanico de sentimientos, una gran oferta cultural e histórica, donde poder conjugar de forma sublime con nuestras creencias, y así fundirlas para poder contemplar en todo su esplendor una sucesión de procesiones que muestran lo mejor de nosotros mismos. El pasado de Andújar, su historia, vuelve hoy a fundirse con nuestro presente.

© ANDÚJAR PEREGRINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...