Procesión de la Virgen de la Cabeza en El Carpio

Así es El Carpio en Abril, así es El Carpio en primavera


Un nuevo sentimiento, otro modo de vivir grandes emociones, vísperas de solemnes días de hermandad en el corazón de la serranía de Andújar. Luz, primavera, color y alegría, devoción, fe, y un verde esperanza que bañaba los corazones carpenses al compás abrileño. Así es el Mundo de la Cabeza, de sus cofradías, de sus gentes, y así nos lo muestra año tras año la Cofradía de la Morenita de El Carpio.


Cada año en primavera, a pocos pasos del último fin de semana de Abril, la población cordobesa de El Carpio invita a la emoción, a una fe entregada, cubriendo sus calles de un verde esperanza. Balcones engalanados, gentes que se agolpan en cada esquina, papelillos de colores vuelan sobre un cielo azulado, estandartes y banderas, tambores y panderetas, geranios y claveles, mantones y pañoletas, nos muestran a una Andalucía cordobesa entregada en cuerpo y alma a transmitir de generación en generación el amor a la que es Rosa de Oro, la Virgen de la Cabeza.



Cada año una emoción, cada primavera nuevas estampas, captamos así el sentir de un pueblo arraigado a sus creencias, al corazón romero y peregrino, un pueblo que abre sus brazos acogiendo a poblaciones vecinas, a gentes, que venidos desde cualquier lugar de nuestra tierra, se acercan para poder portar sobre sus hombros a la imagen de la bendita Madre de Dios. Es la inmensa alegría de festejar la gran Romería abrileña, es el punto de partida al encuentro de la Reina de Sierra Morena.




Así es El Carpio en Abril, así es El Carpio en primavera, así es El Carpio con su Virgen Morena. Una gran cofradía que pregona al mundo la grandeza de la Virgen de la Cabeza. Cante y guitarra, vivas y palmas, brillo en los ojos y emoción contenida. Que grande es nuestra Morena cuando en manos de sus hijos es pregonada con grandeza.



Verde sus campos, verde su manto, verde el corazón de sus anderos... verde esperanza. Palomas blancas vuelan bajo el cielo andaluz, trayendo consigo ecos de tintineos que bajan de la sierra, esa serranía que lleva el color de su cara... Morena. Bajan desde las alturas los ecos de las campanas que redoblan anunciando el gran día, campanas que suenan a gloria, y El Carpio aplaude la bendición que derramas sobre sus calles contemplando tu mirada.


Acérquense a El Carpio en Abril, en las solemnes vísperas de la Romería,
 un pueblo que en hermandad reza, a la
 Santísima Virgen de la Cabeza 

© ANDÚJAR PEREGRINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario