Promesas en la Romería de Andújar

Se detiene el tiempo, que decirte cuando lo he dicho todo, que contarte cuando lo sabes todo de mí, es ahora cuando me entrego a Tí, y sobran las palabras. Ahora cuando todo es cuestionable, cuando todo está politizado, cuando se intenta romper lo que es... se cruzan ante mis ojos promesas ajenas, escenas reales que ante muchos pasan desapercibidos, pero que guardan un mensaje alentador para el espíritu incrédulo. 
Calzadas empedregadas de historias que nos hablan de fe, sufrimientos vencidos a golpe de oración, de medalla en pecho y caminos serranos... cuantas miradas dirigidas a tu rostro, cuantos corazones latiendo por Tí, cuantas promesas fundidas ardiendo bajo la noche estrellada... Al final, vence el sentimiento, lo auténtico, lo real, y es cuando cobra sentido el llegar a tus plantas y arrodillarme ante Tí. Es cuando siento tu romería, la de verdad, la de abrazarte con la mirada y hablarte con el corazón, la de hacer hermandad, y saber que estás para todos, y que desde la lejanía vienen a Tí para volver a verte, para sentirte más cerca, para verte pasear entre los riscos de la serranía, porque eres Reina y Madre, y porque hay historias ajenas a mí... que me hablan de Tí.

© ANDÚJAR PEREGRINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario