Aparición de Nuestra Señora de la Cabeza 2013


A lo largo del fin de semana se daban cita cientos de personas en las inmediaciones del Cerro de la Cabeza, las casas de cofradías, de peñas marianas, se llenaban de fieles y devotos de la Morenita. Fue en la tarde del Domingo 11 de Agosto cuando la carretera que une Andújar con el Santuario de la Morenita se convertía en un desfile de vehículos y autobuses en los que viajaban los miles de peregrinos al encuentro de la Señora. El sofocante calor desaparecía a medida que el sol se escondía entre los montes, dejando una tarde apacible en la que de nuevo se vivirían momentos intensos... comenzaban los actos que conmemoraban el 786 aniversario de la Aparición de la Santísima Virgen de la Cabeza al pastor Juan Alonso de Rivas.


La Cofradía Matríz de Andújar sería la primera en presentarse ante su Patrona, para después situarse en la lonja de acceso al Santuario, y recibir a casi la totalidad de las cofradías filiales que asistieron al encuentro de la Virgen Morena en pleno corazón del Parque Natural Sierra de Andújar.


Una a una, las cofradías filiales se presentaban a la Matríz, para pasar al interior del templo y postrarse a las plantas de la Morenita, ofreciendo frutos y flores, vitorearla y agasajarla entre aplausos. De nuevo se vivían momentos de emoción, muy similares a los que tradicionalmente se viven en la Romería del último Domingo de Abril. De este modo, las cofradías tras la presentación, se colocaban por riguroso orden de antigüedad en la zona habilitada para participar en el rezo del Santo Rosario y en la celebración de la Santa Misa, la cual estuvo presidida por el obispo de Jaén.



Caía la noche, y pasadas las 22 horas, las campanas del Santuario repicaban anunciando que la Señora saldría gloriosa para estar presente bajo las estrellas, el gentío se agolpaba para vivir el gran momento de ver a la pequeña talla de la Virgen portada por Andújar y Colomera pasar entre sus hijos hasta su templete procesional, donde lágrimas, palmas y vivas se sucedían como gran clamor a la Señora.


Bajo el cielo serrano, una inmensidad de fieles que arropaban a la Rosa de Oro, la Morenita lucía un manto blanco bordado en oro, luciendo como Madre celestial ante sus emocionados hijos. El rezo del Rosario solo alumbrado por la luz de las velas, dejaba una bonita estampa y la Reina de Sierra Morena como guía de nuestros corazones. Terminada la Santa Misa, las cofradías filiales se organizaban y comenzaban a desfilar en procesión por las calzadas.





La procesión de la Morenita en la noche agosteña dejaba intensas vivencias. Todos la piropeaban, la aclamaban. Momentos que hablan por sí solos, donde sobran las palabras, donde los rostros que la contemplaban me hablaban de la ternura de una Madre.


El gran momento de la Aparición, breve pero intimista y cercano, se producía en el devoto besamanto a la Morenita. La imagen de la Virgen se contemplaba frente a frente, su mirada de Madre se hacía más cercana ante los cientos de personas que ante Ella pasaban. 








Han sido miles las personas que se han dado cita en en el 786 aniversario de la aparición de la Virgen Morenita, otros han hecho su seguimiento a través de las redes sociales , agradeciendo la labor que se realiza por y para la devoción a la Santísima Virgen de la Cabeza. Gracias a todos/as las personas que nos siguen, que nos leen, que contemplan cada fotografía y se envuelven en nuestras palabras, valoran nuestro trabajo desinteresado, ese trabajo que les hacemos llegar para engrandecer el amor a esta Virgencita, nuestra Reina, nuestra Madre. Gracias a todos por vuestras palabras de apoyo, mil gracias.


¡¡ VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA !!

© ANDÚJAR PEREGRINA

Comentarios