Cozvíjar celebra sus fiestas patronales en honor a la Virgen de la Cabeza


Se celebra el primer fin de semana de Agosto, y el Valle de Lecrín vuelve a perfumarse de primavera, donde el pueblo granadino de Cozvíjar rinde honores a su Patrona, la Virgen de la Cabeza. Situado en un bello paraje, a las faldas de los montes de Sierra Nevada, el paso de la Señora en su procesionar deja emotivas estampas donde se conjugan el pasado histórico, imaginando leyendas de pastores, donde palpitan de fe los corazones de sus gentes, atraídos por la devoción a su Virgen de la Cabeza.



En la tarde del Domingo 4 de Agosto, tras la celebración de la santa misa, tenía lugar la procesión de la Virgen de la Cabeza por las calles del pueblo. Desde el interior del templo, la Imagen de la Virgen era llevada a hombros hasta el exterior, donde se depositaba en un paso que la llevaría a ruedas. De este modo, acompañada por la banda de música y sus fieles devotos, recorrería gran parte del pueblo.





A la mañana siguiente, Lunes 5 de Agosto, la Virgen sería procesionada nuevamente, esta vez para llevarla a su centenaria ermita, que se encuentra a las afueras de Cozvíjar. La ermita de la Virgen de la Cabeza, se encuentra en el mismo lugar donde un agricultor encontró la cabeza de una imagen de la Virgen. Decir, que la talla que procesiona para las fiestas no es la original, la cual siempre permanece en la Iglesia parroquial.


Una vez la Virgen de la Cabeza llega  a la puerta de la ermita, las mujeres entran en su interior, donde se le reza una salve, y desde el interior de la ermita se contempla a la Virgen que se encuentra encarada a la puerta de acceso a dicha ermita. Tras los vivas y palmas a la Virgen, el sacerdote cuenta la historia del origen de la devoción a la Virgen de la Cabeza en Cozvíjar. De nuevo, los lugareños retornan al pueblo en procesión para devolver a la Virgen a la Iglesia del pueblo, donde permanece todo el año en el altar principal.



Para conocer un poco más la historia de Nuestra Señora de la Cabeza de Cozvíjar
pinche en el siguiente enlace:


© ANDÚJAR PEREGRINA

Comentarios