La Virgen de la Cabeza recorre las calles de Bujalance en su procesión anual

Durante el último fin de semana de Septiembre se ha celebrado en la localidad cordobesa de Bujalance los actos en honor a la Virgen de la Cabeza. Comenzaban el Viernes 27 de Septiembre con el Triduo, donde la imagen de la Morenita presidía un pequeño altar. 


Amanecía la mañana del Domingo 29 con un cielo nublado pero gran emoción por ver a la Morenita en su segunda salida procesional desde la refundación de la cofradía bujalanceña. Desde primera hora de la mañana, el domicilio del hermano mayor entrante se convertía en lugar de encuentro entre amigos, vecinos, familiares y cofrades para participar en un gran desayuno. Entre charlas y saludos llegaba la hora de dirigirse a la Parroquia de San Francisco para recibir a las cofradías asistentes: Martos, Alcalá la Real, Córdoba, El Carpio, Ciudad Real, Cañete de las Torres, Bujalance y Matríz de Andújar.


Tras la celebración de la Misa, la Virgen de la Cabeza salía en procesión por las calles de Bujalance al encuentro de sus hijos. Emocionados vítores los que dedicaba el joven hermano mayor a la Reina de Sierra Morena, que arropado por familiares, compañeros y amigos vívía un gran día que quedará grabado en su memoria.




La Santísima Virgen de la Cabeza, con un bonito adorno floral, reinaba en la mañana del último Domingo de Septiembre ante el clamor de su pueblo, que con fe y devoción la agasajaban entre vítores y palmas.


© ANDÚJAR PEREGRINA

Peregrinación de la Cofradía de Los Villares al Santuario Virgen de la Cabeza


El pasado 15 de septiembre la Cofradía de la Stma. Virgen de la Cabeza de Los Villares acudió, como todos los años, al encuentro con Nuestra Madre. Alrededor de 350 personas peregrinaron al cerro, andando o en bicicleta por el camino viejo o por carretera. Nos acompañaron el párroco de Los Villares       D. Francisco Sánchez, que ofició la Santa Misa que compartimos con nuestros hermanos de la Cofradía de Torredonjimeno, y nuestro Alcalde D. Francisco Palacios. Desde aquí queremos agradecerles su asistencia así como a nuestro querido “Coro romero Apolonio Siles” que cantó magistralmente en la Misa y más tarde amenizó la sobremesa en la Casa de la Cofradía. Precisamente en nuestra Casa tuvimos el honor de recibir al rector de la Basílica y Real Santuario de la Virgen de la Cabeza, el padre trinitario D. Domingo Conesa. No se nos puede olvidar reconocer el apoyo recibido por la Cofradía de Torres y de la Peña “El Puro”, sin su infraestructura hubiera sido imposible llevar a buen término este evento.




Este año ha sido todo un reto sentar a la mesa a todos los hermanos y simpatizantes de la Cofradía pero creemos que el esfuerzo ha valido la pena tan solo por ver la gran hermandad que se respiraba en nuestra Casa. Desde el principio contamos con la buena voluntad de todos los hermanos ante los problemas que fueron surgiendo, gracias a todos ellos por su comprensión.
La unión de la Junta directiva, nuestros Hermanos Mayores, D. Ángel Mena y Dª  Dolores Rodríguez, y del resto de cofrades hizo posible vivir un día para recordar siempre.


¡VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA!

Junta directiva de la Cofradía de la Santísima Virgen de la Cabeza de Los Villares.
Información: Jose Luis Muñoz Armijo

En los caminos de Sierra Morena

De la sierra nuevos vientos, frescos perfumes de tempraneras mañanas, pequeñas gotas de rocío que empapan los secos pastos, que entre las umbrías de la serranía sirven de apacible descanso para los habitantes de tan mágico paraje andujareño. Se acortan los días, la vida se torna a nuevos colores, se viste Sierra Morena de caminos peregrinos donde se dibujan sobre el horizonte agrestes montes. 


Escenario de emociones, de encuentros, de charlas amigables, recuerdos, historias y tradiciones, sueños y promesas... de romeros y peregrinos. Sierra Morena abre camino para llegar a la Reina, a la Virgen de la Cabeza, consuelo de almas que hasta Ella llegan para contemplar su belleza. Su mirada, elevada al cielo, muestra a Dios nuestras plegarias, nuestros anhelos.

Otoño en Andújar, puerta de la morena serranía, viejos caminos, antiguas pisadas, huella en el tiempo, corazón mariano forjado de sentimiento, peregrino que has de seguir la senda que marca tu corazón para llegar hasta Ella, coge tu medalla que sobre tu pecho, será fiel testigo de tan gratas vivencias.
Son los mismos caminos que nos muestran la primavera, que bajo las estrellas se cuentan historias de bandoleros, de leyendas, de misteriosos cuentos que alimentan el pensamiento, de mágicas veredas... son los caminos peregrinos que hemos de pisar para llegar hasta mi Reina.

La Virgen de la Cabeza, entronizada en su camarín serrano, vela por los sueños de los miles de peregrinos que han de tomar esa senda. En la soledad de su morada vuelan nuestros sentimientos, nuestras oraciones dejan murmullos que revolotean junto a Ella. Ahora, Sierra Morena duerme hasta un nuevo amanecer.

La estación otoñal es tiempo de peregrinaciones, desde diversos puntos de Andalucía y España llegarán a la ciudad de Andújar, punto de partida y centro mariano por excelencia. Desde el llamado "cuadro de la Virgen", hacen su partida miles de peregrinos hasta el Santuario de la Santísima Virgen de la Cabeza. Cofradías y hermandades, peñas marianas y asociaciones, colectivos y grupos de amigos, llenan cada otoño los caminos de Sierra Morena de emotivas vivencias, sus pisadas dejan huella nos solo en el camino... sino en el corazón del peregrino.

Cuiden la naturaleza, mimen Sierra Morena como su propio hogar

© ANDÚJAR PEREGRINA

La ciudad de Martos celebra el día grande de la Virgen de la Cabeza

En la mañana del Domingo 8 de Septiembre, día de la Natividad de la Virgen María, la ciudad jiennense de Martos se convertía en centro de peregrinación de cientos de devotos de la Santísima Virgen de la Cabeza. Hasta Martos se acercaron 17 de las cofradías filiales de la Morenita que se hayan repartidas a lo largo y ancho de la geografía española y seis cofradías marteñas. Peregrinos y romeros se dieron cita en una mañana de sol y esplendor, jornada dedicada a la Virgen María... Martos mostraría a la Virgen Morenita, que engalanada de reina, saldría de su templo para bendecir a sus hijos.




Pasadas las diez de la mañana, la Morenita era trasladada desde su altar del Convento de la Santísima Trinidad hasta el templete procesional que estaba en el exterior portado por los anderos, desde ese especial momento comenzaba la procesión. Los cohetes crujían en el aire, anunciando que la Virgen de la Cabeza se encontraba un año más con su pueblo, arropada por cientos de personas que la esperaban en cualquier rincón de las calles marteñas.



El colorido de la procesión realzaba la belleza de un pueblo que venera y honra profundamente a la Patrona de la Diócesis de Jaén. La Morenita vestía un manto con bordados en oro sobre terciopelo rojo. El adorno floral de rosas rojas iluminaba el templete de la Madre de Dios, y su perfume celestial de jazmines sobre sus dedos, calaba en el corazón de cuantos estábamos junto a Ella.




Martos demuestra que tras los siglos es una ciudad mariana, devota y fiel, a los pies de la Morenita. Tremolando banderas, rompiendo en aplausos y rajados vítores a la Madre de Dios. Desde Sierra Morena, bajaba la suave brisa que acariciaba cada rostro de los marteños, que como en reverencia saludaba a la Señora, en los amplios campos de olivos del Santo Reino.

 

 Tras cuatro horas de procesión, la Morenita volvía a su morada, donde aguardará un año más hasta llegar de nuevo el momento en que Martos salga a sus calles para vitorearla, pasearla y agasajarla en piropos, siempre Reina, siempre Madre.


© ANDÚJAR PEREGRINA