Fotografía de la Morenita en su traslado a la ciudad de Andújar Año 2009


Es parte de la esencia de Andújar peregrina, de esa Andújar que llevo en el alma y forma parte de mi ser, esa Andújar que marca la huella de mi fe, con ella he caminado y caminaré. Escribo del camino que me hablaba, que rezaba junto a mí, del sendero de mi inspiración, donde paso a paso, entre jaras y romeros, cantes y palmas, vivas y lágrimas, junto mi Reina, se gestaba esta ventana donde os muestro mi sentimiento hacia la Santísima Virgen de la Cabeza.
Ese 12 de Abril del año 2009 caminaba junto a Ella y miles de peregrinos en hermandad, donde Andújar se hacía peregrina una vez más, para escribir en letras de oro en el libro de la fe. Un Domingo de gloria donde el cielo se abría para iluminar a la Madre y Reina de Sierra Morena.

© ANDÚJAR PEREGRINA

Reina de Jaén

Virgen serrana de Andújar, Reina de Andalucía,
que entre olivares paseaste tu belleza,
mostrando tu grandeza como Patrona de Jaén.

El clamor de un pueblo por verte de cerca,
el silencio al contemplar tu mirada.
Los años han pasado,
y tu recuerdo dejaste, Señora,
por esos caminos de gloria.

Por los pueblos de mi tierra
se oye repicar de campanas,
palomas volar sobre el cielo,
y la Morenita llegando está
al corazón del Santo Reino.

Entre el gentío te busco
llegando a tu encuentro,
y en el recuerdo a quedado
este grandioso momento.

A mi tierra, a mi gente... a mi Reina.


© ANDÚJAR PEREGRINA

Presentación del Cartel de la Romería de la Virgen de la Cabeza 2013


El templo de Santa Marina de la ciudad de Andújar, se convertía en la noche del Viernes 25 de Enero en un reencuentro de amigos, devotos y apasionados del mundo romero y cofrade de la ciudad en torno a la devoción de la Patrona, la Virgen de la Cabeza. Antes del comienzo del evento hacían acto de presencia personalidades de la ciudad así como miembros de colectivos romeros, periodistas, radio y televisión.

Juan Vicente Córcoles presentando el acto

Pasadas las 21 horas de la noche y perdido el factor sorpresa, se descubría el Cartel de la Romería de la Virgen de la Cabeza 2013, el mismo se trata de una reproducción de la obra "Aparición de la Virgen de la Cabeza" realizada en 1995 por el artista desaparecido Luis Aldehuela, rindiendo homenaje de esta manera al pintor andujareño. La pintura recuerda al Cartel de la Romería del año 1968, también del mismo autor, representándose de igual modo la Aparición de la Señora en Sierra Morena.

El actual presidente de la Cofradía Matríz, Alfredo Fernández Villar en el
momento de su intervención.

La presentación del acto corrió a cargo del periodista Juan Vicente Córcoles, quién definió el cartel detalladamente, hablándonos de su autor a través de su magistral obra. A lo largo del acto, fue presentando a las diferentes personalidades que tomarían su turno, teniendo siempre presente la figura del recientemente fallecido presidente de la Cofradía Matríz José María González.

Representantes en el momento del acto:
Pablo Utrera, pregonero 2013; Juan Cruz en representación de la Orden 
Trinitaria; Curro Martínez, concejal de festejos; Jesús Estrella, alcalde de
Andújar; José Carlos Millán, Hermano mayor; Alfredo Fernández, presidente
de la Cofradía Matríz y las tres hijas del pintor Luis Aldehuela.

De palabras del alcalde de la ciudad, Jesús Estrella, conocíamos que la pintura realizada para el Cartel estaba destinada a ocupar el lugar donde hoy se encuentra el mítico Cuadro de la Virgen, hito de romeros, peregrinos y devotos de la Morenita, pero fue rechazada tal propuesta. Nuevo intento fue el de ubicar la pintura en la fachada del Convento de las Trinitarias, pero fue nuevamente rechazada. De este modo, Jesús Estrella se comprometía para colaborar con las hijas de Luis Aldehuela para que la obra pictórica de su padre se viera en un lugar privilegiado en la ciudad de Andújar, viendo así cumplido el sueño del desaparecido pintor, ya que su obra fue realizada para que el pueblo de Andújar la disfrutara. También el alcalde en su intervención anunciaba que la actual Calle Argentina cambiaría de nombre para pasar a llamarse Calle de José María González.

Hijas del pintor: María Encarnación, Pilar y Alicia

Alcalde de la ciudad y concejal de festejos junto a las hijas del pintor

El acto duró poco más de una hora. Al finalizar, se obsequiaba a los asistentes con el cartel que anuncia la Fiesta Grande andujareña, que verá culminada con la histórica procesión de la Virgen de la Cabeza por los aledaños del Cerro en el corazón de la Sierra de Sierra Morena.

Cartel de la Romería de la Virgen de la Cabeza de 1968 y 2013, ambas obras del pintor
Luis Aldehuela Gómez

© ANDÚJAR PEREGRINA

de pueblos marianos... Sevilla

Siguiendo el curso del Río Grande de nuestra Andalucía, y sembrando de fe los pueblos de nuestra tierra mariana, llegamos a ésta ciudad nazarena y cofrade, de eternos azahares, con calles empedregadas embriagadas del olor del incienso. El aroma a Primavera florida también inunda nuestros sentidos, haciéndonos recorrer sus laberínticos barrios salpicados de torres y espadañas, donde se escuchan los "vivas" de gargantas rajadas entre algarabía romera.


Y llegamos ante la Señora, silencio roto por cánticos celestiales. Apoyando mi cabeza en la reja que separa su imagen de mi ser, contemplo su belleza serrana. Soberana y sevillana, la Morenita reina en nuestra Andalucía, llevando consigo un trocito de mi Andújar, presente en esos rinconcitos del mundo donde la fe se hace eterna bajo su protección divina.


La paz de éste atardecer llevo conmigo, guardando en mi memoria la dulzura de tu pequeña silueta, que entre la oscura soledad del templo fijo mi mirada, entre la reja, que me transporta en la distancia a esa tu morada serrana, epicentro de la más universal devoción mariana.


Sevilla te mira con orgullo, te pasea por sus calles ante la mirada de sus gentes, formando parte de tu manto, de ese manto bordado entre pueblos marianos, donde dejaste la semilla que ha de germinar en nuestros corazones, para pregonar tu nombre... mi Virgen de la Cabeza.

© ANDÚJAR PEREGRINA

En la eterna Romería

De esas tardes grises que invitan a caminar con el alma y a escribir con el corazón. A través de mi ventana contemplo la lluvia, que empujada por el frío viento golpea el cristal. Lejano en el tiempo y clavado en mi memoria recuerdo romerías, de esas de lluvia, de frío... pero de alma viva y sentimiento puro.

La lluvia borrará las huellas de las pisadas, pero en el corazón hay huellas que no borra el paso de los años, quedan marcadas por un mismo camino, un sentimiento... el mismo destino. Nuestra Sierra se haya repleta de almas peregrinas que caminan junto a Ella. Allá, en esos cielos andujareños, azul aterciopelados bordados en jara y romero, encontramos a los que un día, junto a nosotros caminaron. 

No hay preguntas, no hay respuestas. A veces, el camino pasa de la tierra a ese cielo aterciopelado... se van de entre nosotros, nos dicen un "hasta pronto", y entre los montes serranos se pierden sus pisadas para celebrar esa eterna Romería. No me pregunten porqué lo siento así. Es un sentimiento, y como tal, lo llevo dentro, es así porque me lo dicta el corazón, porque contemplar su mirada me muestra lo que siento, porque vivir sus romerías me lleva al entendimiento, porque compartir el camino me muestra un gran descubrimiento... esto es así porque así lo vivo y así lo siento.

Se nos marcha un peregrino, José María González, que tanto caminó entre las estrechas vereas de ésta nuestra sierra. Así me comentan: "un gran hombre, un gran romero, ejemplar peregrino... un hombre de la Virgen, un hombre de su pueblo, un luchador de su Cofradía..."
En esos caminos del cielo que acobija a nuestra Andújar, entre palmas y vivas, también esperan esa Primavera serrana, cuelgan sus estadales y medallas al pecho para esperarnos en ese eterno camarín, donde su Cofradía andujareña, les abrace entre banderas y les hable con sus cantes.

Al final de nuestro camino, en esa madrugada que Andújar llega a sus plantas, ante su Morena del alma, entre la solemnidad merecida, con el sudor en el cuerpo, el cansancio en el rostro..., el corazón sonríe gozoso, entristece por nostalgia y lloramos de emoción, porque en ese momento que Andújar se adentra en su Santuario y alzamos la mirada ante la Reina y Señora, los vemos ahí, junto a Ella; nos aplauden, nos sonríen, nos abrazan... estamos todos... ahora es más Andújar, porque en Ella están aquellos que se fueron a caminar por los caminos del cielo... en la eterna Romería.


"A la memoria de cuantos caminaron con su medalla en el pecho, entre caminos y vereas, al encuentro de la Virgen Morenita, y hoy, ya se encuentran junto a Ella, esperando esa madrugada en que Andújar llegue ante su Virgen serrana, en ese Domingo abrileño, donde los caminos del cielo, se abren en la cumbre de ese bendito cerro."

© ANDÚJAR PEREGRINA

... desde Andújar

Y los fríos vientos de Invierno de oscuros atardeceres,
darán lugar a los cálidos días primaverales,
donde la Virgen Reina y Madre,
desde las alturas de Sierra Morena,
espera la llegada del glorioso Domingo abrileño.

El pensamiento acorta la distancia de estar de nuevo presente junto a tu imagen divina. Creciendo está el deseo de echar a caminar, apretando fuertemente la medalla sobre mi pecho, como estar abrazando a mi gente, de llevarlos conmigo junto al corazón latente. Deshojando los días me acerco al sentir de mi tierra, de Andújar, del sentimiento mariano y centenario que lleva tatuada en cada una de sus calles, y que florecerán en azahares anunciando su Romería.


La devoción a la Virgen de la Cabeza es tan universal que es difícil resumirla en frases, libros, carteles o estampas. Hablar de la Virgen de la Cabeza es mucho más, hay que vivirlo, sentirlo y compartirlo. Andújar no solo es un laberinto de calles y avenidas dentro de una porción de tierra… es un corazón latente dentro de este mundo, con una rica cultura, tradición, y estilo de vida. Andújar se ofrece al mundo a través de su imagen protectora, de su Virgen Morena; conecta con el resto del mundo a través de su tradición más sentida, y en cada pueblo donde existe amor, devoción y culto a la Virgen de la Cabeza hay un trocito de Andújar… de mi tierra, tu tierra... nuestra tierra.

© ANDÚJAR PEREGRINA