Crónica y fotografías de la Romería de la Morenita 2013

Todo ha terminado y todo vuelve a comenzar, la Virgen de la Cabeza de nuevo está en su camarín serrano tras pasear por los aledaños del Cerro. Una romería marcada por el mal tiempo y por asuntos económicos y políticos que dejaremos para el artículo que se prepara en Editorial. Este año, no se cumplió el deseo... entre la lluvia incesante y una pequeña marea de romeros y peregrinos, la Reina del Cielo salía de su templo para derramar su bendición sobre la serranía, no resplandeció el sol ni cesó la lluvia, pero las muestras de devoción arroparon a la Virgen Morenita por su corto recorrido.

Jueves de Romería OFRENDA DE FLORES

Los días grandes de la Romería de Andújar comenzaban el Jueves 25 de Abril con la Ofrenda floral a la imagen de la Morenita que se venera en la ermita de la calle Ollerías. Como se viene haciendo desde hace unos años, la Morenita era trasladada desde su ermita hasta la plaza de España, durante el trayecto se sucedían los vivas y aplausos, de esta manera, comenzaba la Fiesta Grande de Andújar.

Un gran tapiz de flores se iba confeccionando bordado por miles de ramos que ofrendaban los devotos de la Morenita. La Cofradía Matríz acercaba a los niños al manto de la Virgen e iban depositando las flores que se les entregaban, haciendo del Jueves de Romería una gran día multicolor de hermandad entre todos los andujareños y gentes venidas desde distintos puntos de la geografía española.


Una vez terminada la Ofrenda Floral, la Virgen era devuelta de nuevo a su ermita, acompañada por el pueblo. Como dato curioso, una vez que la Imagen de la Virgen entraba a su templo comenzó a llover, cosa que este año no sucedió en Sierra Morena como en muchas ocasiones venía sucediendo. De este modo, el tapiz quedaba preparado para recibir a las cofradías filiales al día siguiente, en la Recepción de cofradías.

Viernes de Romería RECEPCIÓN DE COFRADÍAS

Con una temperatura agradable y un cielo cubierto de nubes, el Viernes de Romería la ciudad de Andújar se preparaba para recibir a las cofradías filiales. No es este un acto obligatorio para las hermandades, pero hasta la ciudad se acercan cada año alrededor de una veintena para acompañar a la Cofradía Matríz y presentarse ante ella, recorriendo algunas de las calles más emblemáticas de la ciudad, llenándolas así de romería y color, con sus trajes típicos, cantes, vivas y alegría.



Este año, como cambio significativo, las cofradías filiales que hasta Andújar se acercaron, lo hicieron cruzando el puente romano, dejando imágenes pintorescas, recordando estampas de un pasado.
Este año se pudo ver muchísima gente en Paseo de Colón, como tradicionalmente se venía haciendo, conviviendo así los andujareños entre amigos y familiares.

Con la Cofradía Matríz presidiendo la comitiva, desfilaban las filiales hasta la Plaza de España, donde harían de manera oficial su presentación. Para ello, cada cofradía sería llamada para subir al escenario donde el día anterior se celebraba la Ofrenda de Flores, entre vivas, bailes típicos y cantes, se rezaba a la Santísima Virgen de la Cabeza, llegando a un momento muy emotivo en la cofradía de Colomera, Ambrosio, cumplía 50 años tocando el tambor cada Romería, donde un aplauso generalizado lo homenajeaban haciendo emocionar a la gente que presenciaba el acto.


La Cofradía Matríz cerraba el acto alrededor de la media noche, que con vítores y entonando el himno de la Morenita, se contemplaba el tapiz de flores, donde se dejaba ver una pintura de la Virgen, donde se dirigían las plegarias, y así se ponía la mirada en el camino hacia el Santuario.

Sábado de Romería PRESENTACIÓN DE COFRADÍAS ANTE LA MORENITA, LLEGADA DE LA COFRADÍA MATRÍZ Y PRESENTACIÓN ANTE LA VIRGEN DE LA CABEZA


Desde primera hora de la mañana del Sábado de Romería, las carretas partían hasta el Santuario, del mismo modo y tras la misa celebrada en la Ermita, partía la Cofradía Matríz en caballería. Mientras tanto, en el corazón de Sierra Morena, en la Basílica y Real Santuario de la Morenita, se presentaban las cofradías filiales. La primera sería la Cofradía de Murcia, puesto que es la más nueva, hasta llegar a la Matríz de Andújar sobre las 23 horas de la noche.
Durante todo el día del Sábado, los aledaños del cerro eran un ir y venir de cofradías, momentos de hermanamiento y bonitas estampas las que nos dejaban a lo largo del día. Colas interminables de romeros y peregrinos esperaban para poder ver a la Virgen de la Cabeza en su camarín, donde las muestras de devoción se sucedían, lágrimas y momentos muy emocionantes ante la Reina del Cielo.




Se hacía la noche y llegaba al poblado la Cofradía Matríz de Andújar, mujeres en jamuga, caballistas, banderas y alegría por llegar un año más ante el sagrado lugar. La alegría se palpaba en sus rostros, con la mirada en el Santuario, se dirigían hasta su casa de cofradía, para desde allí, tras un breve descanso, partir hasta el Santuario, donde cientos de fieles se agolpaban para ver tan emocionante momento.



Sonaban las doce campanillas y los aplausos retumbaban en los muros del templo, entraba Andújar, es muy difícil describir este momento... impresionante. Todo eran vivas, aplausos, alegría, emociones, recuerdos, sentimientos, era... volver a verte.




Media noche, Domingo de madrugada, era el momento del rezo del Rosario, emotivo acto que congregaba a todas las cofradías filiales en la plaza del poblado.


ÚLTIMO DOMINGO DE ABRIL

El mal tiempo se apoderaba de la mañana del gran Domingo abrileño, la temperatura bajaba empicado, el viento y la lluvia azotaban la serranía. No pudo celebrarse la Misa de cofradías en el exterior, de este modo, la Virgen de la Cabeza saldría como siempre lo venía haciendo, sobre la hora del angelus.



Con un templo abarrotadísimo y con representación de todas las cofradías filiales y Matríz, se celebraba la Misa en el templo. Mientras tanto, la lluvia caía, esperando positivamente que cesara cuando la Morenita cruzara el umbral de la puerta del Santuario, pero no fue así. Ante todo, comenzaban a desfilar las cofradías por la calzada principal, pocas banderas se pudieron ver y los estandartes cubiertos por plásticos. El día deslucía los grandes momentos. Muy poco público presenciaba el gran momento. Las campanas repicaban y anunciaban que la Reina de los cielos salía de su Santuario para bendecir la Serranía.
Cubierta por un plástico a modo de manto y capuchón, la Virgen de la Cabeza salía de su Santuario aclamada por todos los que hasta Ella se acercaron. Bajo la protección, la Morenita lucía uno de los mejores manto que posee, el manto de la Recoronación de 1960, confeccionado con bordados de oro fino sobre terciopelo azul, junto con las coronas del 2009 de la Conmemoración de su Coronación canónica.


La Virgen de la Cabeza hizo un recorrido rápido e intenso. Se acortó el trayecto, haciendo el recorrido que se realizaba décadas atrás, una vez en la plaza del poblado, ascendía por la carretera de nuevo a su templo.
Fue en la plaza donde se pudo apreciar mayor número de fieles concentrados para contemplar a la Morenita, ya que el mal tiempo deslucía su procesionar sin apenas fieles por las calzadas. No sería lo mismo en el interior del Santuario, donde un lleno total de romeros y peregrinos la esperaban para arroparla y despedirla.


Todo ha acabado pronto, se vuelven a contar los días, volvemos a casa con el corazón lleno de alegría y gozoso por haber vuelto a sus plantas. Todo sucede muy rápido, como un sueño se ha desvanecido el momento. Ahora guardamos en el alma esos recuerdos que nos alimentan todo un año. Nos encontramos inmersos en las solemnes vísperas que nos llevarán de nuevo hasta el próximo último Domingo de Abril, donde volveremos a soñar.

En mi corazón y en mi mente guardo los mejores de los momentos vividos y compartidos junto a la buena gente, a esos que no piden nada a cambio, esos que contemplan el cielo, esos que tienen la mirada limpia, esos que se alejan del poder y solo les mueve la fe. A mi fiel colaborador Francisco Javier Aguilar, a todos los amigos que nos hemos encontrado en el camino de la vida, en esta romería, a la buena gente que hemos vivido Andújar y su Gran Romería... a todos un fuerte abrazo.


¡¡ VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA !!
¡¡ VIVA ANDÚJAR !!
¡¡ VIVA LA MORENITA !!
¡¡ VIVA LA REINA DE SIERRA MORENA !!
¡¡ VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA !!

© ANDÚJAR PEREGRINA

Nuestra Señora de la Cabeza engalanada para su Día Grande

La Bendita Imagen de Nuestra Señora de la Cabeza ya se encuentra engalanada para recibir  a cientos de miles de romeros y peregrinos, fieles y devotos, que comienzan a llegar a la Basílica y Real Santuario de Sierra Morena, en Andújar (Jaén). Días grandes con intensos momentos los que se comienzan a vivir en torno a la devoción de la Virgen Morena.


En la cumbre del Cerro de la Cabeza, en su camarín serrano, la Reina del Cielo nos recibirá, nos hablará con mirada eterna y serena, esperando tan ansiado día, último Domingo de Abril. Son cientos de miles de personas las que tienen su corazón y su mirada puesta en Ella, y que ya han comenzado a peregrinar hasta sus plantas. Como Reina y Madre, la Virgen de la Cabeza saldrá de su Santuario para bendecir al mundo.
La Morenita ya luce el manto con el que procesionará, se trata del manto de su recoronación en el año 1960. Las coronas y el rostrillo son del 2009, año de la Conmemoración del Centenario de su Coronación canónica. 

Con esta bella estampa os deseo una feliz peregrinación, feliz estancia en el corazón de la morena serranía de Andújar, mis mejores deseos a las miles de personas que hasta el santo lugar llegarán y un fuerte abrazo a los que por circunstancias de la vida, venerarán a la Virgen Morenita desde sus hogares.

Llevad siempre en vuestros sueños la Virgen de la Cabeza

¡¡ VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA !!

© ANDÚJAR PEREGRINA

XIII Pregón escolar Romería Virgen de la Cabeza Andújar Abril 2013



El pasado 16 de  Abril, a las 11:00 de la mañana arrancó la XIII Romería escolar, en el Teatro Principal, organizada por el colegio Isidoro Vilaplana.  En primer lugar, tras una breve introducción, en la  que se explicó la evolución de esta idea por parte de la profesora Manuela Altuna, se llevó a cabo  la presentación del cartel, obra de Irene Molina de 5º de Primaria del colegio Virgen del Carmen.


A continuación, Lucia Delgado, alumna de 4º de primaria del colegio Cristo Rey, realizó un pregón lleno de sentimiento y alegría, donde hizo un recorrido por sus vivencias relacionadas con nuestra Patrona y su romería. A pesar de su corta edad Lucia mostró una gran serenidad y supo transmitir sus vivencias ante un Teatro completo.

José Delgado Bejar


Un pregón singular, a la altura de cualquier pregón pronunciado por insignes personalidades, Lucía mostraba sus dotes como pregonera, mostrando su pueblo y su Virgen serrana, que con su voz realzaba, y a su corta edad rememoraba sus intensas vivencias, compartiendo su alegría de ser andujareña. Merece la pena escuchar a nuestros menores, semilla que germina y que desde sus adentros, nace el manantial de la fe y la devoción hacia nuestra Patrona, la Santísima Virgen de la Cabeza. Enhorabuena Lucía.
© ANDÚJAR PEREGRINA

La Proclamación y Convite de banderas de la Cofradía Matríz de Andújar

Suenas cohetes en la mañana del Domingo, las golondrinas juegan en el aire con alegres vuelos, el sol radiante y los floridos naranjos de mi Andújar anuncian lo inminente, es Abril y es primavera. 
Mi recuerdo de niño, asomado en el balcón, subido a los barrotes para poder ver mejor. Crujían cohetes en el cielo, y el humo blanco me decía por donde venían, ya se acercan, ahí están, ya es Romería. Llamaba a mis padres para que lo vieran conmigo, por la fuente de "Plaza los toros" asomaba el cohetero, tras él, el del tambor, y mi corazón latía con tanta fuerza que parecía salirse de mi pecho... volver a verte Morenita un año más. Ya se ven las banderas, y con ellas, voy contando primaveras.


Mi cabeza entonces es un revuelo de sentimientos, de conexión de momentos vividos con la ilusión de los que están por venir. Mi mente era un baile de emociones... y ahora lo vuelvo a sentir, de nuevo estoy en el balcón de mi casa, donde me crié, donde fui niño, donde crecieron mis sentimientos, donde me hice romero, donde inicié mi camino y me hice peregrino. Hoy vuelven las banderas al barrio de la Pastora, y yo, con ellas, porque he querido hacerme niño, porque mi corazón con primaveras cumplidas vuelve a latir con la misma intensidad que antaño.


Se consume el tiempo, se acorta la distancia que me separa de la grandeza de volver a vivir la Romería de la Virgen de la Cabeza, y hoy, vuelvo a ver las banderas desde mi balcón, las de mi cofradía, las de mi Andújar, un año más anunciando la Romería, regando las calles de fragancias nuevas, acariciando los corazones andujareños, despertando la fe dormida y avivando la llama centenaria que habita en nuestro pecho... estamos de Romería.


© ANDÚJAR PEREGRINA

Entrevista a José Luis Ojeda Navío, restaurador de obras de arte III

La entrevista a José Luis Ojeda ha sido todo un descubrimiento de detalles interesantes en torno a la devoción a la Virgen Morenita. José Luis tuvo el honor y la responsabilidad de restaurar a la veneradísima talla de la Virgen de la Cabeza de Sierra Morena, Patrona de Andújar y de la Diócesis de Jaén, que hasta 1992, año en que fue restaurada, sufría un grave deterioro. 
Ahora, José Luis nos cuenta entre detalles y anécdotas, como vivió aquellos días, que frente a la Santísima Virgen de la Cabeza, restauró con el cariño de un devoto y la profesionalidad que le caracteriza.

¿Cual fue la primera intervención referente al mundo de la Morenita?

La verdad, es que como primeras restauraciones relacionadas con la Virgen de la Cabeza, fueron unas pequeñas obras de terracota de mi familia. Me sorprendieron por la calidad de las mismas para lo pequeñas que eran. Por lo visto eran populares hace años y deben ser bastante comunes.

¿Podrías definir desde el punto de vista artístico a la Imagen titular de la Virgen de la Cabeza de Sierra Morena?

Es una imagen de gran belleza. Representa a una Virgen con cara muy aniñada y delicada. Posee unos ojos verdosos muy expresivos. Fue realizada por un gran imaginero granadino, y creo que hizo un gran trabajo. Tanto la talla, como la policromía o dorados y estofados de las vestiduras, están realizados con mucha maestría. Creo que es una obra de la cual nos podemos sentir muy orgullosos.


Restaurar a la talla de la Patrona de Andújar es una gran responsabilidad, ¿podrías definir el primer contacto con la talla? ¿qué supuso estar frente a Ella?

La verdad, es que es cierto que fue una gran responsabilidad. Aunque ya tenía experiencia, era aún bastante joven, y todo el mundo estaba pendiente de la restauración. Creo que por ser de Andújar se me miraba con lupa. Todo tenía que salir perfecto.

El primer contacto con la imagen, fue cuando fui a verla en el camarín para realizar el informe. Me acuerdo de la cantidad de personas que había, yo estaba bastante nervioso por todo lo que rodeaba al momento. Fue la primera vez que la vi sin las vestiduras.

Luego, también fue imborrable el recuerdo de verla por primera vez para la restauración. Estuve un rato mirándola y recé para que todo fuera bien. Para mi fue muy importante. Era consciente de la responsabilidad que recaía sobre mí, pero confiaba en mi profesionalidad para poder llevar a cabo la intervención.

¿Te fue difícil separar el sentimiento de lo verdaderamente profesional al tener ante ti tan venerada Imagen de la Virgen?

Creo que en ese sentido lo llevé bastante bien. No podía realizar un buen trabajo si estaba condicionado por la Imagen en sí. Me concentraba en lo material, en los daños que tenía, en la intervención. Siempre procuro hacer mi trabajo lo mejor posible y estaba seguro del resultado final. No hubiera sido profesional dejarme llevar por las circunstancias, creo que repercutiría en el trabajo.
 
José Luis en un momento de la restauración
de la peana de la Virgen de la Cabeza
Fueron muchos días contemplando al detalle la Virgen Morenita, ¿alguna anécdota destacable?

Muchas, recuerdo el día que se le hizo un estudio radiográfico. Había muchos nervios, sobre todo por parte del entonces Hermano Mayor D. Francisco Expósito Mena. 

También me acuerdo de cuando se hacía de noche en el frío invierno, de cómo se reflejaba la luz de las velas de la zona de las ofrendas, en el cristal de la habitación donde realizaba la restauración.

Mientras se realizaba la restauración, pude sentir el cariño y la añoranza que tenían muchos fieles que se presentaban allí para verla y no podían. Había algunos testimonios realmente impresionantes. Me acuerdo una noche de intensísima lluvia, que llego una chica de acababa de dar a luz, tras varios abortos para agradecérselo a la Virgen con su hijo recién nacido.

También el recuerdo de unos franceses, que tras un fuerte accidente de tráfico en el que se encomendaron a la Virgen de la Cabeza, al cual sobrevivieron, llenaron una mañana de flores el camarín. No se cabía de tantas flores.

La verdad, es que tanto tiempo allí, dio lugar para muchas anécdotas.

Como profesional de la materia, ¿crees que la talla de la Virgen de la Cabeza se conserva como debiera?

Es muy difícil la conservación de una talla, en la que concurren muchas circunstancias especiales. En primer lugar, se encuentra en un enclave con climatología extrema, con bastantes cambios de temperatura y humedad. En el camarín no existen medios de regulación de las condiciones anteriormente citadas, sino al contrario, es un espacio cerrado, acristalado, con aire acondicionado, el cual no es nada beneficioso para la obra, con la humedad de la multitud de flores que siempre tiene.

Además, en Romería sufre mucho. El traslado del camarín, la devoción que se desata en su máxima expresión, los fieles se avalanchan, la quieren tocar, besar, quieren que toque objetos personales que le llevan. Menos mal que lleva un armazón muy complejo, diseñado especialmente para esto. También, la climatología en Abril es muy cambiante. Desde agua hasta días con gran calor. La procesión es larga y suele acontecer climatología adversa.

Sufre también mucho en los traslados. Las diversas bajadas a Andújar y sobre todo, el traslado a Jaén, creo que han sido los momentos más críticos en su conservación. No existe ningún sistema de traslado que se encuentre pensado para estas circunstancias y la obra sufre muchísimo.

También es una imagen que tiene muchos cambios de mantos, corona y rostrillo. Todos estos momentos, son muy determinantes para la conservación de la Virgen. Cualquier mínimo fallo en alguna de estas operaciones tan delicadas, se puede traducir en algún arañazo, roce o daño a la obra.


Bajo tu criterio, ¿qué debería cambiarse para un buen estado de conservación de la Virgen en su camarín?

Como he comentado anteriormente, había que estudiar un sistema de control en la zona donde se encuentra más tiempo al año, como es su camarín. Creo que la instalación de un aparato de control de humedad y temperatura, junto con una mejor ventilación, eliminación de problemas de condensación, sería necesario para la óptima conservación de la Virgen.

La Virgen fue restaurada en 1992, desde entonces, cuando estás frente a Ella, ¿ves a la Morenita con otro sentimiento? ¿qué tiene de especial para Tí?

Efectivamente, fue en 1992, hace ya muchos años. El tiempo pasa muy deprisa, demasiado deprisa. Cuantas cosas han pasado desde entonces.
La verdad, es que la veo con confianza. No se si la palabra es la apropiada, pero fueron varios meses, día a día. Solos, ya que casi nadie podía acceder a la restauración, salvo el Hermano Mayor y el Superior del Santuario. Recuerdo cada momento. Cuando estoy en el camarín me vienen muchos recuerdos, muchas ilusiones y sentimientos.

Es muy diferente cuando estás restaurando una obra, a la cual tratas (con todo el respeto), pero desde el punto de vista profesional, a cuando la ves de nuevo en su camarín. En ese momento la vuelves a ver como lo que es. Nuestra Patrona, la Virgen de la Cabeza, la que tanta devoción desata.

Hay algo que quieras expresar de aquella restauración?, algo que se te venga a la cabeza?

Quiero agradecer de nuevo desde aquí, la confianza que tuvieron en mi para la restauración, y que estuvieron en el día a día.

El Padre Jesús, Superior del Santuario en aquel momento, del cual no puedo guardar mejor recuerdo. Creo que es una gran persona, de gran cultura, y un magnífico Rector de un lugar tan importante. Junto a él, el Padre Eduardo y el Padre Olegario, los cuales me demostraron su cariño y cercanía. Cada día me sentía más a gusto, integrado en el día a día de la vida en el Santuario.

La otra persona con la que tuve mucho trato, fue el Hermano Mayor, D. Francisco Expósito Mena, el cual fue gran valedor mío. No nos conocíamos anteriormente, y desde entonces nos une una buena amistad. Me da mucha alegría cada vez que me encuentro con él, y siempre tenemos unas palabras de recuerdo hacía aquellos momentos tan intensos. Creo que es una persona que ama profundamente a la Virgen de la Cabeza y que se volcó con la intervención. Costeó personalmente la restauración, y era raro el día que no llamaba o se pasaba para ver como iba todo.

Allí también pude conocer a personas que me dejaron huella, como Antonia. Una vida dedicada en cuerpo y alma a la Virgen de la Cabeza. De ella y de su marido, que descansen en paz junto a la Morenita, guardo el cariño y el recuerdo de unas personas magnificas. A la cocinera Adriana y su marido Vicente. Cada día nos sorprendía con algún plato guisado con cariño, y que no tenía nada que envidiar a la mejor cocina.

Conocí a Salvador, Julio y Manolo, los hermanos Logasasanti. Grandes momentos de charla en la tienda, junto con todas las personas que entonces formaban parte de la comunidad del Santuario, muy reducida, nada que ver con la gran cantidad de personas que ahora se encuentran allí.

También Manolo Maroto, se encargó de la realización del armazón de acero inoxidable que porta. Surgió una gran amistad, y demostró una gran profesionalidad y precisión en un trabajo difícil. No le costaba subir a hacer todas las pruebas que hicieran falta con tal de que todo quedara  la perfección.

Dos profesores de la Universidad y magníficos restauradores. Jerónimo Pérez Roca y Amparo Escolano Mesa, se volcaron conmigo para apoyarme profesional y personalmente. Me apoyaron y ayudaron desde la redacción del informe previo hasta el último punto. Ahora están trabajando en Estados Unidos, donde triunfan con su buen hacer.

Tengo muchos recuerdos de personas entrañables como Enrique y Manolo Gómez, Alfredo Ibarra, junto con los integrantes de la Cofradía, Peñas y personas relacionadas con la Virgen de la Cabeza. A todos ellos mi gratitud y el cariño que merecen.

Por supuesto a mi familia, en especial a mi madre y hermana, las cuales me apoyaron, sintiéndose muy orgullosas de mi trabajo.

Se me olvidarán muchos nombres, pero fueron muchos los momentos vividos y las personas que formaron parte de esos momentos tan especiales.

¿Cual ha sido la restauración de la Morenita más antigua o curiosa que hayas restaurado?

Han sido muchas las restauraciones relacionadas con la Virgen de la Cabeza. Quizás, aunque no sea una talla, la representación del pastor de Colomera, en una pintura sobre tabla del retablo de la ermita de San Marcos en Alcalá la Real, es la representación más antigua. Puede datar perfectamente de los  siglos XVI-XVII.

Como imágenes de la Morenita propiamente dichas, he restaurado la Titular del Santuario, otra procedente de un colegio de Trinitarios en Madrid, la cual estuvo en el camarín mientras se realizaba la restauración de la imagen titular, la talla de la ermita de Andújar, la Virgen de la Cabeza de Torredonjimeno, Martos, otra imagen que procedía de la iglesia de San Ginés en Madrid, ermita de Santa Amalia en Baños de la Encina, El Carpio, Lopera, así como otras obras pertenecientes a propiedad particular.

También he tenido la suerte de intervenir numerosas tallas relacionadas con la Virgen de la Cabeza, tales como casi todas las esculturas existentes en el Santuario, tanto de la Iglesia, como del museo, así como numerosas restauraciones para conventos, tanto de Trinitarios como Trinitarias

¿Y en referente a pintura?

También han sido numerosas las pinturas restauradas, relacionadas con la Virgen de la Cabeza. Me acuerdo de la primera que restauré hace muchos años, el “Cuadro de la Virgen”, señero para cualquier peregrinación al Santuario. Fue una gran experiencia. Estaba tan oscuro que no se veía casi nada. Tras la restauración volvió a recuperarse, pero con el sistema de colocación en su hornacina, se le ha colocado un cristal demasiado oscuro que hace que tampoco se pueda disfrutar del todo.



En el museo del Santuario, también intervine el gran lienzo de Bernardo Asturiano, que representa a la Romería en el Siglo XVII y sobre el cual se hizo un gran estudio del cual salió un interesante libro en el que pude participar junto a Antonio Cea, gran antropólogo e investigador del CSIC, Enrique Gómez y Rafael Frías.



También recuerdo la restauración del  lienzo existente en la Iglesia de Santa María y que fue cartel de Romería. Es la única pintura que conozco en la cual se representa al pastor de Colomera, con una tara en una de las manos.


Recientemente he intervenido una pintura sobre tabla del recientemente fallecido y magnifico artista D. Luis Aldehuela, la cual es de gran soltura y calidad y que era la que se colocaba antiguamente en la Ofrenda floral en Romería.

Eres aficionado a la fotografía, captando paisajes de nuestra Sierra de Andújar, su fauna y su flora. Háblanos de nuestra tierra.

Soy aficionado a la fotografía, en especial  de naturaleza, desde hace más de 25 años. Intento plasmar toda la belleza que alberga Sierra Morena, desde los últimos linces, el felino más amenazado del planeta, pasando por toda la fauna, flora y paisajes que la integran.

Tenemos un espacio privilegiado, con especies en verdadero peligro de extinción, desde el lince ibérico, pasando por el águila imperial, la real, el buitre negro, la cigüeña negra, los cuales conviven con los conocidos ciervos, gamos muflones y jabalíes, junto a bellas especies de mamíferos, rapaces, aves, insectos y plantas que conforman una biodiversidad envidiable y admirada a nivel mundial.

Creo que se trata de una fuente de riqueza y turismo sostenible, muy concienciado con la naturaleza, compatible con  el resto de actividades que se desarrollan tradicionalmente en la Sierra, y que con el tiempo se convertirá en uno de los principales atractivos de los amantes de la naturaleza en todo el mundo.

Actualmente se encuentra muy bien custodiado por profesionales que lo miman, y hacen que cada día albergue la esperanza de la conservación y la concienciación de todos los que conformamos este espacio. Nadie concibe a Andújar sin su sierra. Creo que es un sentimiento muy fuerte para todos los iliturgitanos.

Espero que os gusten mis imágenes.

Háblanos de esta Andújar peregrina.

A Andújar Peregrina, a Juan Antonio, mi agradecimiento personal y profesional por su apoyo e ilusión en este reportaje (la cual ha sido mutua). Mi felicitación por su magnífica aportación a todo lo relacionado con la Virgen de la Cabeza, porque me ha demostrado una y otra vez lo gran persona que es, y el cariño y devoción que le profesa a la Morenita, a nuestra Virgen de la Cabeza. Deseándote toda la suerte y fuerza para continuar con este proyecto ilusionante, sin ningún ánimo de lucro, tan solo para dar a conocer y proyectar lo más lejos posible, una devoción que no tiene fronteras, que no tiene dueños.

Aunque en su día fueron publicadas fotografías del estado de la talla de la Virgen de la Cabeza así como el proceso de su restauración, tanto en periódicos como en una exposición que mostraba el antes y después, en este blog hemos querido hacerlo desde el respeto, protegiendo el valor de la Imagen de la Santísima Virgen de la Cabeza en el ámbito devocional, mostrando de este modo, fotografías de nuestra Morenita después de ser restaurada. Dichas fotografías no son de buena calidad por la antigüedad de las mismas, siendo cedidas por José Luis Ojeda para la ilustración de la entrevista en este blog.

Agradecer a José Luis Ojeda el poder entrar en su taller de trabajo, dialogar abiertamente, dando a conocer momentos entrañables de su vida, y compartir los momentos que vivió junto a mi fuente de inspiración para construir este blog, mi Virgen de la Cabeza. Gracias José Luis.

José luis ojeda Navío dispone de página web: www.jlojeda.es

También disponible en facebook: José Luis Ojeda Restaurador de Obras de Arte

© Las fotografías expuestas en este artículo han sido cedidas por José Luis Ojeda, 
así como la entrevista ha sido realizada para este Blog.

© ANDÚJAR PEREGRINA

Entrevista a José Luis Ojeda Navío, restaurador de obras de arte II

En esta segunda entrega de la entrevista que hemos realizado al restaurador José Luis Ojeda, les mostraremos solo una parte de las múltiples intervenciones que ha realizado, donde podemos apreciar el antes y después de las obras, disfrutando de este modo, de los artistas en los que José Luis ha participado, conservando de una manera magistral el patrimonio artístico que atesora nuestros pueblos y ciudades.


He podido constatar la amplia experiencia en distintas disciplinas. ¿Nos podrías hablar un poco de cada una de ellas?.

Durante tantos años dedicado a la restauración de obras de arte, han sido muchas las obras y los autores con los cuales he podido disfrutar. Os quiero mostrar una pequeña muestra de los distintos artistas en las diversas disciplinas en las que he participado.

ESCULTURA:

La escultura, es la disciplina en la que más he trabajado. Hay que tener en cuenta que la imaginería procesional se encuentra muy extendida por nuestra geografía, formando buena parte de las Cofradías, tanto de Pasión como de Gloria.



La más usual, es la policromada, es el tipo de obra que más he intervenido. Han sido muchas obras procedentes de Cofradías, Museos, Iglesias, Conventos y particulares que han pasado por el taller.
He tenido la suerte de intervenir sobre gran parte de los grandes maestros de la escultura policromada junto a obras anónimas  de gran calidad y antigüedad. Autores como Martínez Montañés, Alonso Cano, Gregorio Fernández, Luis Salvador Carmona, Jacobo Florentino, Sebastián de Solís, Jerónimo Quijano,  Juan Sánchez Barbalimpia, Pablo de Rojas, Duque Cornejo, Pedro de Mena, Los Mora, etc., pasando por obras de imagineros contemporáneos como Sánchez Mesa, Antonio Illanes, Ruiz Olmo, González Orea, Castillo Lastrucci, Sebastián Santos, Palma Burgos, Castillo Ariza, Martínez Cerrillo, hasta un largo etcétera.




PINTURA:

La pintura, en sus diferentes vertientes de madera, tela o mural, también ha formado parte importante de mi trabajo. Todos tenemos el concepto de pintura sobre tela, pero no es raro el encontrarla en otros soportes.
Al igual que la escultura, han pasado por mis  manos obras de grandes artistas, como Pedro Atanasio Bocanegra, Alonso Cano, José de Risueño, Correggio, Sebastián Martínez, La Vigna Fontane, José de Medina, Antonio Palomino, Bernardo Asturiano, Juan Ruiz (pintor de Corte de Isabel la Católica), Los Raxis, junto a multitud de obras de autores desconocidos.








RETABLOS:

Es quizás una de las disciplinas que más me apasiona. He intervenido bastantes retablos. Es un trabajo bastante peculiar, ya que el tamaño suele ser bastante grande y hacen falta andamios y medios auxiliares.
Hay que tener en cuenta que hay que respetar a las obras, ya que he podido observar que se han “restaurado” retablos en los que ha primado el pintarlos de dorado o aplicar pan de oro, de mala calidad en la mayoría de los casos, no cumpliendo ninguno de los principios básicos de la restauración.



Dentro de las obras de este tipo que he intervenido hay algunas de gran importancia, tales como el Manifestador de la Virgen de la Capilla en San Ildefonso (Siglo XVIII), un retablo de los Raxis en Alcalá la Real (S.  XVI), el retablo del Cristo del Perdón en la Pedriza (Siglo XVIII),  el retablo del Cristo de la Misericordia de Jódar (S. XX), participación en la mitad del retablo de San Antonio en Lopera (S XVIII). Actualmente, estoy llevando el Control de Calidad en la restauración del Retablo Mayor de la Catedral de Sevilla, el cual es impresionante, tanto de tamaño como de calidad.

PIEDRA:

Es otra de las disciplinas que más me apasionan, aunque se trata de un trabajo duro, ya que suelen ser a la intemperie. Aquí, hay una tradición de encargarlo a empresas constructoras, las cuales no cuentan con personal especializado en la mayoría de los casos. Creo que siempre debe de haber un restaurador responsable de los trabajos y de la dirección de los mismos, aunque lo ideal sería que todos los trabajadores que realicen el trabajo sean restauradores especializados en piedra.
Destaco la intervención en las tres portadas de piedra de la Fortaleza de la mota en Alcalá la Real, la Puerta del Perdón de la Catedral de Baeza, el seguimiento de la intervención de la Torre del Reloj, Palacio de los Niños de Don Gome, Casa de los Valdivia y Palacio de Hacienda en Andújar, escultura Thoracata Romana en Montoro, obras de Mateo Inurria, alberca hispano-musulmana en Córdoba, Cripta del Barón de Velasco en Arjona, junto a otras obras también de bastante importancia



Asimismo, he estado casi diez años como restaurador en la Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, desde donde he podido participar y realizar seguimientos de multitud de intervenciones en toda la provincia de Jaén.

José luis ojeda Navío dispone de página web: www.jlojeda.es

También disponible en facebook: José Luis Ojeda Restaurador de Obras de Arte

© Las fotografías expuestas en este artículo han sido cedidas por José Luis Ojeda, así como la entrevista ha sido realizada para este Blog.

© ANDÚJAR PEREGRINA