domingo, 26 de enero de 2014

La Romería en una pintura de José María Carrillo Castillo

Una pintura que nos habla de romería, de la fiesta grande andujareña, detalles y momentos que se inmortalizan a través del pincel de la vivencia, de la sutileza y el colorido, tradición y costumbrismo, en definitiva, señas de identidad que nos caracterizan como andujareños, enmarcando a la que es nuestra Patrona, la Santísima Virgen de la Cabeza.

La pintura que os presentamos es obra del andujareño José María Carrillo Castillo, fue realizada para el concurso que se convocaba para elegir el cartel de la Romería de la Virgen de la Cabeza de este año. No resultó ganador, pero sí hemos querido mostrar una obra que enmarca pictóricamente el conjunto de la romería, una obra que merece la pena conocer y contemplar, y desde "Andújar peregrinar", apoyar a los artistas de nuestra tierra que pregonan a través de su arte, las cosas de nuestro pueblo.


José María Carrillo nació un 4 de Abril de 1988 en Andújar, es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla con la especialidad de Restauración y Conservación en el año 2011, ciudad con la que mantiene una estrecha vinculación desde mucho antes de iniciar su carrera.  De madre ecijana, desde pequeño siempre le encantó Sevilla. Tiene gran cantidad de amigos que le han hecho disfrutar de la ciudad como si hubiera nacido en la misma.

Aunque ha intervenido en algunas restauraciones se dedica más a la pintura. Ha realizado obras para gran parte de Andalucía, Córdoba, Málaga, Huelva, bastantes para Sevilla, y como, para Andújar, realizando para su ciudad un cuaderno para colorear sobre la Romería de la Virgen de la Cabeza en el 2013, en colaboración con el Ayuntamiento de Andújar, teniendo un gran éxito. Ha realizado la portada del boletín de Cuaresma del año pasado para la Hermandad de la Esperanza de Andújar, y esta pasada Navidad también realizó la portada del Boletín de la Hermandad del Buen Remedio de la ciudad. Recientemente la Imprenta San José ha editado un calendario con los monumentos mas representativos de Andújar. Los dibujos a tinta del mismo también han sido realizados por él.

José María Carrillo es una persona cofrade, hermano del Buen Remedio de Andújar, Matriz de la Cabeza y de la Hiniesta de Sevilla. Actualmente es colaborador de la Hermandad del Buen Remedio, diseñando los altares de cultos y asesorando a la priostía de la hermandad.
Es la primera vez que el artista se presenta a ambos concursos, tanto de Romería como de Semana Santa, resultando ganador del Cartel de la Semana Santa de este año 2014.

José María Carrillo nos explica a continuación el cuadro presentado a concurso para la Romería de la Virgen de la Cabeza. Como podrán comprobar, cada detalle un momento, y cada momento una estampa.

Se trata de una obra realizada en técnica mixta sobre tabla, con unas medidas de 50 cm x 70 cm. Vemos una composición simétrica, en la que la protagonista indiscutible es la Virgen. Alrededor de Ella se disponen una serie de elementos que la enmarcan. Una orla con flores y elementos representativos de Andújar, y unos medallones con escenas de nuestra Romería. Toda la obra en sí es una ofrenda a nuestra Patrona, y está cargada de simbolismo. Cada flor representa virtudes de la Virgen, por ejemplo, las rosas representan la belleza y la dulzura de la Virgen, las margaritas se relacionan con el lugar silvestre de la aparición... o las uvas, que representan a su Hijo Jesucristo.

Igualmente, en la parte superior aparece una cenefa de tipo barroco, y en sus extremos aparecen unos jilgueros, que simbolizan la pasión que su Hijo sufrirá. Justo en el centro de esa cenefa, aparece un sol, en alusión al Sol de Justicia.
Entremezclados con las flores de la orla podemos ver algunos tipos de cerámica, tales como la jarra grotesca, jarritas pequeñas, un toro o el famoso pitico de barro. En las partes centrales de la orla, tanto en las laterales, como en la inferior, se observan unos medallones rojos. En el de la izquierda aparece el estandarte de la Cofradía Matriz, rodeado de banderas. En el medallón de la derecha se aprecia un jinete en mulo engalanado, a su paso por el lugar denominado "Cuadro de la Virgen". En el medallón central inferior, de mayor tamaño que el resto, se observa el Santuario de la Virgen, el hogar donde nos espera siempre.



He querido representar la mayoria de las formas posibles en las que los peregrinos acuden al Santuario. Así, en la parte inferior izquierda, vemos un pequeño detalle en el que vemos las típicas jamugas siguiendo al guión de camino de Andújar. En la parte derecha, se aprecian las vistosas carretas por el camino.
En la parte superior izquierda, en otro medallón barroco he representado un niño vestido de corto tocando el tambor, mientras que en la parte izquierda vemos a una mujer en jamuga dando un viva.



En cuanto a la Virgen, he cuidado mucho tanto la disposición como la elección del ajuar. La he representado como se representaba siempre antes de la Guerra Civil, con el manto procesional, bordado por Ana y María Engelmo y donado por Doña Inés Jiménez de Ariosa en 1904.
LLeva la famosa "saya de las mariposas" y el antiguo juego de coronas y rostrillos de plata.
Yo he querido dar mi toque al conjunto, añadiendo encajes, tanto en el traje del niño (a modo de baberola y manga), como en la manga de la Madre.
La Virgen aparece con la tradicional ráfaga con campana y media luna. Igualmente la vemos sobre una nube, en la que he aportado una nueva visión, con reminiscencias orientales en tonos planos. Dos ángeles sostienen la nube sobre la que se posa nuestra Patrona. A modo anecdótico se aprecia como el manto cae por detrás de la nube, dando más realismo a la escena.



En cuanto a los tonos cromáticos, aunque es una obra de gran colorido y vitalidad, destacar que la Virgen aparece sobre un fondo de cielo en tonos amarillentos ocres, mientras que la orla de flores y cerámica está situada sobre una especie de marco en azul. La mezcla de azul y amarillo da como resultado el verde, de ahí la elección del manto verde. Además, quise que mi familia fuese en el cartel, por lo que los dos ángeles y el niño que toca el tambor son mis tres sobrinos. El de la izquierda es Germán, el de la derecha es Alejandro y el niño del tambor es Miguel Ángel.



Como veis, una pintura cargada de simbolismo, representativa, muy de Andújar, una pintura merecedora de ser conocida. Gracias a José María Carrillo por atendernos y mostrarnos su obra y dedicar parte de su tiempo a enseñarnos la romería a través de su pincel... enhorabuena.

José María Carrillo Castillo
© ANDÚJAR PEREGRINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada