Córdoba se engalana de primavera en la procesión de la Morenita

Cuando la primavera muestra su belleza, cuando la luz juega con un nuevo día, cuando Córdoba es un jardín florido... es entonces, cuando la Reina de Sierra Morena se hace presencia por el barrio de la axerquia, desprendiendo aromas de nuevos sentires, extendiendo su manto y derramando bendiciones... cuanta magia en sus calles, cuantas estampas nos dejas en nuestra memoria impregnando de sensaciones nuestra alma... alma en la que aún suenan los ecos de esos redoblar de tambores.



El primer Domingo de Mayo procesionaba la imagen de la Santísima Virgen de la Cabeza que se venera en la capital cordobesa, lo hacía en el marco de la celebración del 75 aniversario de su bendición y el 25 aniversario de la refundación de la cofradía filial de Córdoba.


La procesión partía de la iglesia de San Francisco y San Eulogio, para dirigirse de manera extraordinaria a la Santa Iglesia Catedral donde se celebró la misa, a la que asistieron diversas cofradías filiales de la Virgen de la Cabeza y la cofradía Matríz de Andújar.



Córdoba lucía en todo su esplendor, con un sol radiante y altas temperaturas, sus calles se mostraban a la manera propia del mes de Mayo, luminosas, floridas y coloridas; sin duda un magnífico escenario donde acompañar a la Virgen Morenita, sirviendo de altar ante tan magna celebración.



Los alrededores de la catedral se mostraban abarrotados de gente esperando el momento en que nuevamente la Virgen de la Cabeza saliera del templo tras la misa celebrada. La Morenita lucía un manto perteneciente al ajuar de la Santísima Virgen de la Cabeza de Sierra Morena. Durante su procesionar, petaladas desde los balcones de las estrechas y viejas calles de Córdoba. La Morenita volvía de nuevo a su iglesia, donde aguardará durante todo un año para salir en procesión a la llamada de la primavera.


© ANDÚJAR PEREGRINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario