Peregrinación Blanca en la Basílica de la Morenita de Andújar 2014

Abrazar con el alma... tocar con el corazón

Caen las primeras lluvias, tras las grises nubes aparecen tímidamente los rayos de sol como queriendo abrir el día, para de nuevo oscurecer el cielo. La calurosa brisa poco a poco tornará a los fríos vientos, y las hojas de los árboles dejarán de vestir la primavera para dibujar de ocre los primeros días otoñales. Pero en Andújar, hay un mágico lugar donde siempre es Abril, donde la Primavera nunca nos abandona, donde nos hace sentir hijos de una misma Madre, donde se vive siempre en romería, donde fieles y devotos atraviesan Sierra Morena en solemne peregrinación.


Llegado el segundo Domingo de Octubre, tiene lugar en el Real Santuario y Basílica de Nuestra Señora de la Cabeza uno de los acontecimientos más emotivos del año, la llamada "Peregrinación Blanca". La Real e Ilustre Cofradía Matríz de Andújar organiza y convoca este espectacular evento donde asisten cientos de personas. La gran carga de emotividad y sentimiento hacen de este día uno de los más importantes del año. Está dedicado a las personas enfermas y discapacitadas, a nuestros mayores. Ellos son los protagonistas de este mágico Domingo, donde la bendita Virgen de la Cabeza desciende de su sagrado camarín para estar más cerca de sus hijos, especialmente de aquellos que más lo necesitan.



El mal tiempo no ha impedido que cientos de personas peregrinen hasta el Santuario de la Morenita. Peregrinaciones a pie desde distintos puntos de la provincia de Jaén. Desde primera hora de la mañana la carretera que une Andújar con el Santuario era un bullir de vehículos y autobuses que ascendían hasta el Cerro para participar en los grandes momentos, que este año coincidía con el Día de la Virgen del Pilar.




La Santísima Virgen de la Cabeza vestía el terno que luciera en la Romería del año 2011 y en la Peregrinación Blanca del 2012. Se trata del juego de coronas y rostrillo que fue donado por su pueblo, fieles y devotos en el año 2009 con motivo del Centenario de su Coronación Canónica. La saya y mantolín del Niño pertenecen a un mismo juego que datan del año 1909. Destacando el rico manto bordado en oro sobre terciopelo rojo, característico de la Santísima Virgen Morenita.

El gentío abarrotaba el interior de la Basílica esperando el turno para tener junto a ellos a la Morenita. Los hermanos mayores de Andújar retocaban estampas de la Virgen sobre su manto para obsequiarles a cuantos a Ella se acercaban. Los rostros de las personas lo decían todo, emociones, lágrimas y la cercanía de la Virgen con sus fieles hacían del momento un sueño cumplido para muchos fieles venidos desde distintos puntos de nuestra geografía.


Quiero destacar la gran labor y esfuerzo que la Cofradía Matríz de Andújar viene realizando para que las personas enfermas y discapacitadas puedan acercarse a la Santísima Virgen. El cariño  y el buen hacer de los hermanos mayores y la junta directiva, así como la gran labor de fiscales y cuerpo de abanderados para que todo saliera bien y las miles de personas que aguardaban su momento pudieran estar lo más cerca posible de la Madre de Dios. A muchos se nos han humedecido los ojos al contemplar como cogían a la Virgen por un instante para acercar a una persona mayor que junto a su mujer venían a visitar a la Virgen. Hasta la silla de ruedas que se encontraba el fiel devoto han acercado a la Santísima Virgen, haciéndonos partícipes de tan emotivo momento a todos los que nos encontrábamos junto a Ella.


Han sido varias horas la estancia de la imagen de la Morenita en el templo, abandonando su camarín para presidir de forma más cercana el corazón de sus hijos. Por orden preferente lo han hecho las personas impedidas, enfermos, discapacitados y personas mayores, alargándose la celebración del acto por la gran cantidad de personas que hasta el Santuario han peregrinado.

Durante la celebración de la Peregrinación Blanca el coro de la Cofradía Matríz han llenado de alegría el interior del Santuario con sus cantes a la Patrona de Andújar. El rezo del Santo Rosario, oraciones y el inconfundible himno a la Morenita amenizaban a las personas que se congregaban entorno a la Virgen.


Las bonitas estampas que se han podido vivir en tan emotivo día ya forman parte del recuerdo imborrable de aquellos que la han contemplado frente a frente y han tocado su manto. El corazón se encuentra gozoso por tener el alma repleta de ilusiones. Volvemos a nuestros hogares cargados de positividad y esperanza, mientras Ella, en la cumbre sagrada de su cerro nos guía.

© ANDÚJAR PEREGRINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario