Recepción de Cofradías en Andújar el Viernes de Romería

La tarde del Viernes de Romería es momento de encuentro, júbilo y alegría. Una pequeña parte de las cofradías filiales participan en la llamada popularmente como Viernes de cofradías. Hoy en día, nada tiene que ver con las romerías de antaño. De hecho, en los últimos años se han sucedido una serie de cambios, que aunque con gran acierto en ciertos aspectos, ningún sentido tiene ya la entrada de cofradías filiales en nuestra ciudad, tan solo el mero simbolismo de lo que un día fue.
Aún así, algo queda de esos multitudinarios Viernes de cofradías; color, alegría, redoble de tambores, banderas y cohetes, y el respirar ambiente romero de una Andújar primaveral, que cuenta las horas para rendirse a las plantas de su Patrona.


Sobre el puente, simulando la entrada de las cofradías filiales del sur que en su tiempo hicieran su entrada, hoy vuelven aparecer radiantes, y el Guadalquivir como fiel testigo del paso del tiempo, toma reflejo sobre sus aguas el ondear de las banderas al viento. Al fondo, Sierra Morena parece pintada para realzar el bello escenario que nos ofrece la tarde del Viernes de Romería.






Cada pueblo, representado en su cofradía, nos trae parte de su cultura, su manera de ser, sus trajes típicos, sus bailes... Una tarde que en armonía, se fusionan los pueblos de nuestra tierra, que bajo un mismo cielo rezan con sus cantes, con sus plegarias para emprender camino al corazón de la serranía andujareña para cumplir un año más con el ritual que nos trae la primavera.


© ANDÚJAR PEREGRINA

Comentarios