Fiestas de Moros y Cristianos en honor a la Virgen de la Cabeza de Campillo de Arenas

En nuestra labor de dar a conocer las fiestas que en honor a la Santísima Virgen de la Cabeza se celebran en España, nos detenemos en el pueblo jiennense de Campillo de Arenas, pequeña localidad que se encuentra entre parajes montañosos y de olivares, dentro de la comarca de Sierra Mágina. 
Hasta allí viajamos para vivir las Fiestas de Moros y Cristianos que celebran en honor a su Patrona, la Virgen de la Cabeza, una celebración donde prima la devoción a la pequeña imagen de la Virgen, donde se fusiona la tradición, la cultura y el folclore.


Se celebran el segundo fin de semana de Agosto. El Sábado por la tarde, la Virgen sale en procesión desde su ermita, situada en un cerro a las afueras del pueblo. Una procesión muy vistosa, donde se suceden las llamadas "avanzadillas" entre las tropas de moros y cristianos, ataviados con trajes muy vistosos, donde el pueblo se adorna de pañoletas en los balcones y luces de la festividad.
Las calles se abarrotan de público para vivir tan singular fiesta. Entre tracas, cohetes y olor a pólvora, los moros intentar robar a la Virgen, simulando pequeñas batallas, donde alzan sus espadas y representan la lucha por tan preciado tesoro. Así discurre hasta llegar a la plaza del pueblo, donde los moros consiguen la talla de la Virgen de la Cabeza, siendo cautiva en el castillo.
Se suceden batallas para intentar rescatar a la bendita imagen de la Virgen, la cual preside el castillo moro levantado en la plaza, a modo de altar y camarín, es visitada por el pueblo y gentes venidas desde diversos puntos de la provincia, España e incluso del extranjero, para participar en tan pintoresca festividad.






Bien entrada la madrugada del Sábado al Domingo, se vuelve a procesionar a la Virgen, entre fuegos artificiales y las danzas bélicas entre moros y cristianos, y a la espera de la llegada del Domingo, en que la Virgen será rescatada por las tropas cristianas y los moros convertidos al cristianismo, una procesión en la cual, se suceden tracas de cohetes con un gran estruendo y clamor popular, donde la Virgen de la Cabeza vuelve a su ermita en la tarde del Domingo.






Campillo de Arenas cuenta con una arraigada devoción a la Santísima Virgen de la Cabeza, la cual es tenida como Patrona, teniendo su ermita también en la cima de un cerro. Acude puntualmente a la cita todos los años cada último Domingo de Abril al corazón de la serranía andujareña, ocupando el puesto trigésimo noveno en la nómina de cofradías filiales, fiel pregonera del amor a la Virgen de la Cabeza podemos decir que cuenta con una de las celebraciones más singulares que en su honor se celebran, con un amor y respeto a su Virgen y exaltando su historia a través de la cultura y tradición que encierra sus fiestas de Agosto.



© ANDÚJAR PEREGRINA

Comentarios