FIESTA DE LA APARICIÓN La Morenita brilló bajo un manto de estrellas

Los aledaños del Santuario, en plena serranía, se convertían en un templo de fieles, que bajo la hermosa luz de la luna y un cielo bañado de estrellas, formaba el singular escenario donde contemplar el lento paso del procesionar de la Reina de Sierra Morena, celebrando el 790 aniversario de su celestial aparición, una mítica noche del 11 al 12 de Agosto del año 1227.


Larga caravana de vehículos se registraba en la carretera de acceso Andújar - Santuario ya bien entrada la tarde y hasta la media noche. Los actos se celebraban con total normalidad, esperando a que llegara el primero de los grandes momentos, tras las correspondientes presentaciones de la Cofradía Matríz de Andújar y sus cofradías filiales, se procedía al traslado de la Imagen de la Patrona hasta el Altar exterior donde se oficiaría la Santa Misa, con la presencia de todas las cofradías asistentes.

La Virgen de la Cabeza ha lucido este año en su Fiesta de la Aparición, con el terno de manto, mantolín y saya que confeccionara el bordador andujareño Pedro Palenciano Olivares para el año 2009, con motivo del primer centenario de la Coronación Canónica de nuestra Virgen de la Cabeza. Del mismo modo lucía la Virgen la corona, donada por su pueblo andujareño también en el año 2009, y el rostrillo que lucía la Virgen pertenece al juego de coronas de 1960 que lució ese mismo año durante la Recoronación por desagravio.


La Virgen de la Cabeza hizo un recorrido lento, aclamada por los miles de devotos que se habían congregado entre la calzada principal, la plaza del poblado y la carretera de ascenso hasta su Real Basílica. Para muchos, no se ajustaba al horario establecido, para otros, incluído un servidor, nuestra Patrona en manos de sus anderos, de su pueblo, no debería de ajustarse a ciertos horarios. Aún así la Morenita entró en su templo a las 4 de la madrugada, una hora de retraso según el programa de actos ¿y qué más da? Cuando el gentío se agolpa a su alrededor, le cantan , la vitorean con miradas que lanzan piropos al mismo corazón, el tiempo se detiene.

Emotivo momento cuando la Santísima Virgen de la Cabeza se adentraba en la lonja de la Casa de la Cofradía Matríz de Andújar, entre cantes de nuestro pueblo, entre miradas cómplices y emocionados sentimientos, y es que la Morenita estaba entre sus hijos, un tiempo que se para para los que sentimos las cosas y devoción de nuestra tierra.


Todo transcurrió con normalidad, en una procesión silenciosa, con las miradas puestas en la imagen de la Santísima Virgen, que con paso lento, volvía de nuevo a su morada, haciendo tiempo a la llegada de un nuevo Abril. Una fiesta que ha brillado no solo por la importancia de la efemérides, sino por la ausencia de incidentes, donde se podría decir que quizás la expectativa ha sido mayor a la afluencia real de personas que han asistido a la Fiesta de la Aparición, al igual que la atención de la Cofradía Matríz de Andújar con las personas que trabajamos por y para el mundo romero y devocional de la Virgen de la Cabeza, ha sido excepcional, y hay que agradecerlo públicamente cuando las cosas se hacen bien y se tiene la atención correspondiente para las personas que promocionamos y difundimos todo el año la devoción a la Patrona de Andújar.

ANDÚJAR PEREGRINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario