Devoción y colorido en la procesión de la Virgen de la Cabeza de Torredelcampo

La imagen de Nuestra Señora de la Cabeza de Torredelcampo (Jaén) procesionaba por las calles del pueblo entre el clamor de sus fieles, una procesión que ha dejado entre sus gentes aroma de primavera y una fe y devoción inquebrantable hacia la Reina de Sierra Morena, un día especial en el calendario devocional de Torredelcampo.


El primer Domingo de Septiembre, un día soleado, los torrecampeños se echaban a la calle para acompañar a la Virgen de la Cabeza que se venera en el municipio, en la iglesia de San Bartolomé, sede canónica donde se venera esta imagen de la Morenita, obra del escultor cordobés Sebastián Montes Carpio.
Hasta Torredelcampo se desplazaron las cofradías filiales de Marmolejo, Los Villares de Jaén, Fuerte del Rey, Grupo parroquial de La Bobadilla y la Cofradía Matríz de Andújar, para participar en la celebración de la misa y la posterior procesión de la Virgen.



La procesión de Ntra. Sra. de la Cabeza por las calles de Torredelcampo ha dejado emotivas estampas, nuestros mayores han sido acercados a la bendita imagen de la Virgen, los niños retocados por el trono procesional que la portaba; desde los balcones, los vecinos dejaban caer pétalos de flores para coronar a su Virgen. Entre palmas y vítores se volteaban las banderas en honor a la Reina de Sierra Morena, y bajo su manto, los anderos la portaban sobre sus hombros vitoreándola y aclamándola.


Un colorido especial se dejaba ver en tan especial día para la devoción en Torredelcampo. Durante algo más de dos horas, la Virgen paseaba por su pueblo entre marchas procesionales a cargo de la banda de música que la acompañaba. También la influencia rociera estaba presente al son de tamboril, que se entremezclaba con los pasodobles tradicionales dedicados a nuestra Morenita.




Quede constancia para la posteridad este reportaje que hemos dedicado a la Virgen de la Cabeza en nuestro vecino pueblo de Torredelcampo, donde se celebra el primer Domingo de Septiembre la procesión, donde el pueblo entero se vuelca en esta Virgen morenita y pequeñita, que durante todo el recorrido la acompañan y la aclaman, con una devoción inquebrantable y centenaria.

ANDÚJAR PEREGRINA

Comentarios