Un año más la Morenita procesiona por las calles de Mengíbar


Cae la noche, y los habitantes del pueblo jiennense de Mengíbar, se preparan para acompañar a la pequeña y bella Imagen de la Virgen de la Cabeza, que las gentes de esta localidad veneran durante todo el año. Una singular y solemne procesión que inundará la noche del aroma serrano que desprende su manto.


Pasaban las 21 horas, cuando los tímidos rayos de sol, se despedían para dar paso a una noche esperada por los mengibeños. La pequeña plaza de Sol, que da acceso a la antigua Iglesia de San Pedro, se mostraba repleta de lugareños para ver y acompañar a la Morenita en su procesionar.

Los cohetes anuncian que la Reina de Sierra Morena sale del templo, las campanas llaman al pueblo... y entre aplausos y vivas la Virgen Morenita se reencuentra con sus hijos.
Lo singular y solemne de esta procesión la hacen emotiva y cargada de sentimiento, pues el desfile se adentra por las entrechas y empinadas calles del pueblo, cruzando los arcos de la plaza, como si nos transportara a otra época. Las viejas y tradicionales calles serán el escenario de este espectáculo mariano cargado de fé y silencio... un silencio roto por el crujir de los cohetes en el cielo, y los "vivas" que le dedican sus anderos.



Un bonito trono adornado de nardos, sirven de angeles a la Virgen Morenita,... el pastor arrodillado, nos recuerda una noche mágica en Sierra Morena. La Virgen lucía un manto de color rojo y una saya blanca, ambos, bordados en oro.


Personalmente, ha sido reconfortante presenciar como el pueblo de Mengíbar honra a la Patrona de Andújar y de la Diócesis de Jaén, Patrona de todos los pueblos del Santo Reino, y con el cariño y solemnidad con que paseaban y contemplaban en la noche, el iluminado rostro de la Virgen de la Cabeza. Como un mar de mengibeños y mengibeñas acompañaban a su Virgen portando una vela, y ese redoblar del tambor que retumbaba por las calles, una seña de identidad de la Romería abrileña, que esta población sigue manteniendo a través de los siglos... que nunca se pierda.

Un saludo especial a Manuel Fernandez Lorente, presidente de la Cofradía de la Virgen de la Cabeza de Mengíbar y administrador del Blog de dicha cofradía, el cual tuve el gusto de conocer en una de las estrechas calles de su población, ante la mirada de la Morenita.


ANDÚJAR PEREGRINA