Procesión de Nuestra Señora de la Cabeza de Cabra (Córdoba)


Quise estar presente y ser partícipe de un hecho histórico en la devoción a la Virgen de la Cabeza. Lo vivido en la tarde noche del miércoles 15 de Agosto me envolvió entre el clamor de un pueblo, que volcado y expectante se encontraba ante la primera salida procesional de una pequeña talla de la Virgen, que bajo la advocación de la Cabeza rinden culto las gentes en la subbética cordobesa, concretamente en la localidad de Cabra. 

No es de tiempos cercanos la devoción a la Patrona de Andújar, nos remontamos a la segunda mitad del siglo XVI, donde según la nómina de cofradías filiales, la población egabrense se situaba en el puesto décimo octavo, asistiendo en peregrinación al Santuario de Andújar para rendir culto a la Virgen serrana en su romería abrileña.


Extinguida en el tiempo, como sucedió con muchas cofradías filiales, en el año 2010 se reorganiza la cofradía filial de Cabra, donde a pesar del tiempo perdura el amor y devoción a Ntra. Sra. de la Cabeza, y así ha quedado demostrado en el día señalado, día de la Asunción de María, donde alrededor de una quincena de cofradías filiales junto a la Matriz de Andújar, han servido de fieles testigos para rememorar de manera ejemplar y majestuosa la salida procesional de la imagen de la Virgen de la Cabeza que se venera en Cabra.

He de decir, que la primera vez que tuve la oportunidad de contemplar la imagen de la Virgen, me cautivó. Su singularidad, su antigüedad, el halo de misterio que la envuelve, la hacen única. Se cumple así un sueño, viendo la cofradía egabrense procesionar a su Virgen titular.


El breve trayecto al que acompañé al cortejo fue suficiente para comprobar a un pueblo emocionado al paso de la bendita imagen de la Virgen. La cofradía Matriz de Andújar y la filial anfitriona de Cabra, acompañadas de filiales de la Virgen de la Cabeza  como El Carpio, La Bobadilla, Valenzuela, Bujalance, Rute, Luque, Torres, Alcaudete o Baena, arropaban a la Virgen en su paso por las calles de la localidad.


Desde su sede canónica, la parroquia de Santo Domingo de Guzmán, la imagen de la Virgen de la Cabeza de Cabra (Córdoba) se paseó entre vítores y el clamor de un pueblo, que en el reencuentro con su pasado devocional, agasajaban a la Virgen, que por primera en la historia recorría las calles de su pueblo, repartiendo bendiciones a cuantos devotos se echaban a la calle para reencontrarse con su mirar.

ANDÚJAR PEREGRINA

Comentarios